La obra del periodista y novelista británico Ian Fleming ha traspasado el tiempo y la literatura, pues sus famosas novelas protagonizadas por James Bond, mejor conocido como el agente 007, han sido llevas al cine y recibidas favorablemente tanto por lectores como por cinéfilos.

Ian Lancaster Fleming, quien vino al mundo hace 105 años, el 28 de mayo de 1908, fue el segundo de cuatro hermanos de una familia rica e influyente de bancarios ingleses; estudió en el Eton College y luego en el extranjero en Alemania y Austria.

De acuerdo con la biografía del escritor disponible en el portal en Internet "ianfleming.com", a temprana edad inició su carrera periodística en la agencia de noticias "Reuters".

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) trabajó como asistente del Director de Inteligencia Naval del Almirantazgo en Londres, fue en ese puesto que vivió diversas experiencias que le fueron útiles para la construcción de los personajes y situaciones de sus famosas novelas.

En este periodo, Fleming viajó a Francia, España y el norte de África, donde visitó las embajadas británicas y fungió como representante del NID en Ceilán, por lo que visitó Jamaica y Australia y en las conferencias de El Cairo y Teherán.

Con el fin del conflicto bélico mundial, se convirtió en corresponsal del periódico "The Sunday Times", además envió diversos textos que aparecieron en varias publicaciones.

Al cumplir 43 años, en 1952, emprendió un viaje a Jamaica, donde en pocos meses escribió "Casino Royale", primera novela de la zaga en la que aparece el célebre personaje de James Bond, que rápidamente fue aceptada favorablemente por los lectores.

Ese año el escritor contrajo matrimonio con Anne Rothermere, con quien tuvo un hijo y dos años más tarde, en 1954, lanzó "Vive y deja morir", novela a la que le siguió "Moonraker" (1955) y "Bonos al año", ésta última publicada hasta después muerte de Ian Fleming en 1964.

Su novela "Desde Rusia con amor" (1957) se ha considerado como un punto de inflexión en la carrera literaria de Fleming, pues mostró una visión autoritaria en el mundo del espionaje soviético, la cual agradó a los lectores quienes compraron su obra.

No obstante, los críticos lo acusaron de sádico, lo que lo llevó cambiar la fórmula en su novela "La espía que me amó ", historia protagonizada por una mujer que, sin embargo, despertó la molestia de los aficionados a James Bond, pues éste no figuró en la obra.

En 1962 la historia del célebre agente 007 fue llevada a la pantalla grande con la primera película, protagonizada por Sean Connery (1930). Para ese entonces Fleming se encontraba en reposo a causa de una enfermedad cardiaca.

En ese periodo escribió una historia para su hijo Caspar, la cual bajo el título de "Chitty Chitty Bang Bang" da cuenta de las aventuras de una familia y su auto mágico.

Dos años más tarde, el 12 de agosto de 1964 Ian Fleming murió a 56 años, en Kent, Inglaterra.