El rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) confirmó hoy que tiene en su poder al cabo del Ejército colombiano, Carlos Fabián Huertas, a quien secuestró durante el ataque a una unidad castrense en el nororiente del país.

"En el desarrollo del combate fue hecho prisionero el cabo tercero, Carlos Fabián Huertas", indicó en un comunicado la segunda guerrilla en importancia del país, tras las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El militar fue secuestrado después de un ataque insurgente a una unidad de la segunda división del Ejército, perpetrado el pasado miércoles, en donde murieron ocho soldados, en el norte del territorio colombiano.

El grupo guerrillero señaló que el militar recibe "trato digno como prisionero de guerra" y a la vez pidió un cese bilateral para dar confianza a unas futuras negociaciones de paz con el gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, reiteró la condena del gobierno a este ataque rebelde y afirmó que "es inaceptable y yo no puedo dejar pasar el hecho de que estos bandidos rematen con tiros de gracias a soldados que ya estaban rendidos o heridos".