El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, anunció diversas acciones que contribuirán al desarrollo del sector rural en la capital del país y en beneficio de las personas que laboran en éste.

Expuso que en breve los trabajadores agropecuarios podrán ser acreedores al Seguro del Desempleo, que será especial, y mediante éste la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo estará cercana a ese grupo laboral para los casos de contingencias climatológicas.

Al inaugurar el IX Congreso Nacional de la Central Campesina Cardenista destacó que para conseguir esos objetivos se creará el Gabinete de Desarrollo Rural en el Distrito Federal, que será un órgano consultivo permanente y que tendrá la función de asesorar, evaluar y dar seguimiento de las políticas públicas en la materia.

Detalló que en este gabinete participarán diversas secretarías locales, como la de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades; de Desarrollo Económico; de Desarrollo Social, y de Ciencia, Tecnología e Innovación, entre otras.

En la inauguración, realizada en el Auditorio Nacional, Mancera Espinosa agregó que al mismo tiempo se desarrollará el Consejo Rural del Distrito Federal, que será un órgano de consulta que permitirá dar claridad a las políticas públicas que se desarrollen en favor de esta área.

En la capital del país, expuso, cerca de 35 mil personas trabajan en actividades productivas del sector rural; sin embargo, la producción del sector apenas representa 0.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) local.

En este sentido, Mancera Espinosa se pronunció por fomentar la agricultura campesina y familiar como "punta de lanza" de la producción alimentaria de buena calidad.

Puntualizó que casi 58 por ciento del territorio de la ciudad de México corresponde a suelo de conservación, por lo que es fundamental trabajar en su preservación y recuperación, ya que además es la principal fuente de recarga del acuífero.

El jefe de gobierno destacó que para hacer realidad el derecho a la alimentación nutritiva suficiente y de calidad es fundamental reconstruir el sistema agroalimentario mexicano y esto es posible, dijo, con la conjunción de esfuerzos de productores, gobierno, sociedad civil e iniciativa privada.