Varios atentados con explosivos y coches-bomba ocurrieron hoy en zonas concurridas de barrios chiítas de Bagdad, capital de Irak, dejando entre 35 y 50 muertos y más de 100 heridos, informaron fuentes médicas y policiales iraquíes.

En total 11 explosiones se produjeron en mercados concurridos y zonas comerciales de Bagdad, incluido el estallido de dos bombas a varios cientos de metros de diferencia en el barrio chiíta de Ciudad Sadr, que cobró la vida de 13 personas.

Un vehículo y un artefacto explosivo estallaron de forma coordinada en la zona de Um al Maalef, en el suroeste de la capital iraquí, causando la muerte de seis personas y heridas a otras 34, reportó la policía iraquí.

Otro carro bomba explotó en la céntrica calle de Al Saadun de Bagdad, donde seis personas murieron y otras 14 resultaron heridas, además provocó diversos daños materiales.

Asimismo, otra persona falleció y nueve quedaron heridas al estallar otro coche bomba cerca de la mezquita sunita Al Samarai, en la zona de Bagdad, según la cadena árabe Al Arabiya.

Otros dos carros bomba explotaron en los barrios bagdadíes de Sadriya y Al Kazamiya, dejando un saldo de seis muertos y 19 heridos.

Además, dos personas perdieron la vida y nueve resultaron heridas al explotar otro vehículo en la zona de Al Baidam, suroeste de Bagdad, mientras un civil murió y 15 fueron heridos en otro atentado con dos coches bomba cerca de una feria de carros en la zona de Al Habiba.

Hasta ahora ningún grupo se ha atribuido las explosiones, sin embargo musulmanes sunitas del ala iraquí de Al Qaeda han incrementado los ataques desde comienzo del presente año, a menudo eligiendo como objetivo zonas de mayoría chiíta.

La tensión entre el gobierno chiíta y la minoría sunita del país se encuentra en su peor nivel desde que las tropas estadunidenses abandonaron Irak en diciembre de 2011.

Irak está luchando para contener una ola de violencia que ha matado a más de 440 personas hasta ahora en lo que va de este mes.

El pasado abril se convirtió en el mes más sangriento en Irak en casi cinco años, con 712 fallecidos, en medio de un alarmante rebrote de los ataques, dirigidos principalmente contra objetivos chiítas y las fuerzas de seguridad.