Aumentan sospechas de uso de armas químicas en Siria: Francia

El ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Laurent Fabius, afirmó hoy aquí que hay "crecientes sospechas" sobre el uso de armas químicas en Siria, pero deben todavía ser confirmadas a través de una "verificación detallada".

El tema es discutido en una reunión de cancilleres europeos en Bruselas, de la que Fabius partió precipitadamente para reunirse en París con sus homólogos ruso y estadunidense, Sergei Lavrov y John Kerry, para preparar la conferencia internacional sobre Siria que tendrá lugar en Ginebra.

En paralelo, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, advirtió que la crisis humanitaria en el país árabe "es ahora la más grande de la última década".

El líder del Ejecutivo europeo analizó el problema este lunes en la capital belga junto al Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres y la subsecretaria de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos.

También estuvo presente la directora ejecutiva del Programa de Alimentación Mundial de la ONU, Etharin Cousin.

La Unión Europea, mayor donante mundial para Siria, pretende volver a aumentar su ayuda humanitaria tanto al país como a sus vecinos, destino de los refugiados sirios, para atender el deterioro de las condiciones de vida sobre el terreno, explicó Barroso.

"Esa situación extraordinaria exige recursos extraordinarios", sostuvo.

La ONU estima que el número de personas que necesitan ayuda por causa del conflicto sirio se eleva a 6.8 millones y que los desplazados internos ya son más de cuatro millones.