Las fuerzas de seguridad belgas detuvieron a 11 personas sospechosas de participar en actividades terroristas, informó hoy la fiscalía federal.

Las detenciones se realizaron el pasado miércoles durante cuatro registros en la capital, en los que también se incautaron documentos, objetos y material informático pertenecientes a los sospechosos.

Aunque la fiscalía no ha precisado los vínculos de los detenidos, el movimiento belga de extrema izquierda Secours Rouge (Socorro Rojo) habría revelado en su página web que entre ellos se incluyen tres de sus miembros, de acuerdo con la agencia de noticias Belga.

Los detenidos fueron acusados de pertenencia a una organización terrorista, asociación ilícita e incendios voluntarios, con base en una serie de acciones llevadas a cabo desde 2008 contra la sede de la Otan en Bruselas y centros de detención, todavía según Secours Rouge.

Sin embargo, esas informaciones no han sido confirmadas por la fiscalía, precisó Belga.