Continúa grave segundo sospechoso de ataques en Boston

Dzhokhar Tsarnaev, el segundo sospechoso de los ataques del maratón de Boston, permanecía hoy en condición seria de salud en un hospital de esa ciudad, rodeado de un fuerte dispositivo de seguridad.

El joven, de 19 años de edad, fue ingresado al hospital Beth Israel Deacones Medical Center la noche del viernes, poco después de su captura tras un enfrentamiento con la policía en la comunidad de Watertown.

Ese es el mismo hospital donde convalecen varias de las 176 personas que resultaron heridas en las dos explosiones en la línea de meta de la carrera el lunes, donde perecieron tres personas, incluido un niño de ocho años.

Tsarnaev resultó con heridas de arma de fuego durante un enfrentamiento con la policía la noche del jueves, en el cual murió su hermano Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, el otro sospechoso.

Aun no es claro si el joven fue herido por la lluvia de balas que desató la policía en su contra durante el segundo enfrentamiento, después que rehusó rendirse e intentó escapar en una lancha estacionada afuera de una casa donde se había escondido.

Ese enfrentamiento se produjo durante una persecución originada después que los hermanos Tsarnaev se apoderaron por la fuerza de un vehículo y mantuvieron al conductor detenido por varias horas.

Dado su estado de salud, la policía no había interrogado aún al joven, cuya búsqueda desató una de las mayores movilizaciones policíacas en la historia de Boston.

El interrogatorio estará a cargo de un equipo de agentes federales provenientes de la CIA, FBI y el Departamento de Defensa, denominado Grupo de Interrogatorio de Detenidos de Alto Valor.

Fuentes oficiales confirmaron reportes en el sentido que cuando sea interrogado, el joven no será informado de su derecho a guardar silencio o a solicitar la presencia de un abogado, el conjunto de prerrogativas que se conoce como los derechos Miranda.

Para justificar esta omisión, las autoridades apelarán a una excepción legal aplicada por las autoridades federales en casos de terrorismo.

Por separado, el FBI confirmó que en 2011 interrogó a Tamerlan Tsarnaev, luego de haber sido alertados por un gobierno extranjero, que algunos medios identificaron como Rusia, de que el llamado sospechoso número uno era un "seguidor islámico radical".

Edward Deveau, jefe de la policía de Watertown, dijo a la cadena de noticias CNN que la investigación continua al ser interrogado sobre las armas que tenía consigo Dzhokhar en el bote.

"No sabemos que armas tenía; no sabemos que hay en el bote", dijo en entrevista al ser cuestionado sobre reportes según los cuales el joven tendría en su poder explosivos.