El gasto de los turistas internacionales en los primeros cuatro meses del año ascendió a 13 mil 337 millones de euros (17 mil 255 millones de dólares), un 7.5 por ciento más respecto al mismo período de 2012.

La Encuesta de Gasto Turístico (EGATUR), que elabora el Instituto de Estudios Turísticos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, apuntó que eso supone el mejor dato desde 2009.

Indicó que en abril, el gasto que los turistas internacionales realizaron fue de cuatro mil 31 millones de euros (más de cinco mil 215 millones de dólares), un 5.5 por ciento más que en el mismo mes de 2012, mes en el que el año pasado se celebró la Semana Santa.

El gasto medio por persona también aumentó, alcanzando los 871 euros (casi mil 127 dólares) y el gasto medio por día ascendió a 111 euros (143.5 dólares). Sin embargo la estancia media retrocedió un 2.4 por ciento.

La encuesta apuntó que los mercados que más aumentaron su gasto fueron Francia, los Países Nórdicos y Reino Unido, que beneficiaron especialmente a la Comunidad Valenciana.

Todas las demás regiones también vieron aumentar su gasto turístico excepto Andalucía.

La encuesta apuntó que Reino Unido fue en este mes el principal mercado emisor de gasto turístico, con un ascenso de un 4.8 por ciento hasta alcanzar los 762 millones de euros (más de 985 millones de dólares), siendo beneficiada especialmente la Comunidad Valenciana.

El gasto de los turistas en los alojamientos hoteleros aumentó en abril un 4.1 por ciento (dos mil 686 millones de euros de ingresos), mientras que el gasto asociado al alojamiento no hotelero subió un 8.5 por ciento (mil 345 millones).

El gasto de los turistas que no contrataron un paquete turístico, que fueron el 69.9 por ciento del total, fue de dos mil 818 millones de euros, un incremento del 6.2 por ciento.

En tanto, el gasto de los que sí contrataron paquete turístico fue de mil 231 millones, lo que supuso un incremento del gasto de un 3.8 por ciento.

Asimismo, el gasto de los turistas de ocio creció un 8.2 por ciento, mientras el gasto asociado al motivo trabajo descendió un 4.9 por ciento.