El Papa aseguró hoy que la cultura del bienestar parece ser la primera riqueza de la sociedad, pero advirtió que ella, en realidad, anestesia a los católicos, los "tira abajo" y los "desnuda de la valentía" para seguir a Jesús.

Francisco hizo esta reflexión durante la homilía de su misa diaria, que presidió a primera hora de la mañana en la capilla de su residencia vaticana, la Casa de Santa Marta, y en la cual participaron colaboradores del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud de la Santa Sede.

"No, no, más de un hijo no porque no podemos ir de vacaciones, no podemos ir acá, no podemos comprar la casa. Está bien seguir al señor, pero hasta un cierto punto. Esto es lo que hace el bienestar", señaló en su sermón pronunciado en italiano.

"Otra riqueza de nuestra cultura, que nos impide ir cerca de Jesús (es) la fascinación por lo provisorio. Nosotros estamos enamorados de lo provisorio. Las propuestas definitivas no nos gustan, tenemos miedo del tiempo de Dios que es definitivo", agregó.

Ejemplificó su mensaje refiriendo que en una ocasión escuchó a un hombre decir que quería ser sacerdote pero por 10 años, no más, y señalando que muchas parejas se casan con una idea en su corazón: hasta que dura el amor y después vemos.

Sostuvo que los seres humanos sucumben ante la fascinación de lo provisorio, que es considerada otra riqueza de la actualidad, en la cual todos quieren convertirse en dueños del tiempo, achicando el tiempo al momento.

Afirmó que Dios es el señor del tiempo, mientras los hombres son señores del momento y en él pueden decir: "Hasta aquí sigo al señor, después veré".

Según Jorge Mario Bergoglio, estas dos riquezas, la cultura del bienestar y lo provisorio, son aquellas que, en este momento, impiden a los católicos seguir adelante.

"Pienso en tantos hombres y mujeres que dejaron su propia tierra para ir como misioneros por toda la vida: !Eso es definitivo! Pienso a tantos hombres y mujeres que dejaron la propia casa para hacer un matrimonio para toda la vida: !Eso es seguir a Jesús de cerca!", estableció.