El nuevo primer ministro de China, Li Keqiang, se reunió hoy aquí con la canciller federal Angela Merkel, quien le planteó la preocupación de su gobierno por los derechos humanos en ese país de Asia, así como por la libertad cultural.

Este último tema se centró en el caso del artista chino Ai Weiwei, quien no obtiene permiso para salir de China, informó este lunes el portavoz oficial del gobierno alemán, Steffen Seibert.

Puntualizó que el gobierno alemán está satisfecho porque el gobierno chino quiere continuar en forma intensiva el diálogo sobre derechos humanos.

De acuerdo al portavoz, esa es la vía adecuada para trabajar en la consecución de progresos paulatinos y duraderos en el área de los derechos humanos.

A las afueras de la Cancillería Federal en la capital alemana se llevaron a cabo mítines de protesta desde ayer de activistas por la violación de los derechos humanos en China y por la política de Pekín respecto al Tíbet.

El Comisionado del gobierno alemán para los Derechos Humanos, Markus Löhning, estimó que se pueden llevar a cabo progresos en esa área con el nuevo primer ministro chino.

Expresó la expectativa de avance en ese terreno porque los ciudadanos chinos están pidiendo más derechos y consideró que el nuevo liderazgo chino está de acuerdo en otorgarlos.

El primer ministro chino endureció en Berlín el tono contra las posibles sanciones europeas sobre los paneles solares producidos en China, que son baratos.

Durante la visita de Li Keqiang se firmaron acuerdos económicos y de inversión entre los dos países.

El Comisionado de Energía de la Unión Europea, el alemán Günther Oettinger, declaró este día a la televisión alemana en Berlín que no hay hasta el momento ninguna decisión tomada al respecto por parte de la Unión Europea.

Oettinger participó en una reunión de la cúpula de la Unión Demócrata Cristiana, partido gobernante del que Merkel es presidenta.

El Comisionado dijo que la Unión Europea puso en marcha una investigación para tener conocimiento de si China lleva a cabo precios dumping para la exportación de paneles solares.

El primer ministro chino declaró anoche en Berlín, por su parte, que teniendo como telón de fondo una economía mundial débil, es cuestionable la aplicación de barreras proteccionistas.

La canciller federal se manifestó contraria a la aplicación de aranceles de castigo permanentes y defendió la vía de la negociación como la adecuada para resolver el diferendo.

El primer ministro chino se entrevistó este lunes en Berlín antes de concluir su visita por Alemania, con el presidente del Partido Socialdemócrata alemán, Sigmar Gabriel y con el candidato de ese partido a la cancillería federal, Peer Steinbruck.

Alemania fue el único país de la Unión Europea que visitó durante dos días el primer ministro chino durante su gira de presentación.

Durante la gira visitó India, Pakistán y Suiza.