Como un milagro calificó el delantero del América, Rubens Sambueza la forma en que reaccionaron a la desventaja en que los tenía Cruz Azul para empatar el global y terminar por coronarse campeones del futbol mexicano.

"Cuando nos quedamos con diez hombres y con el gol en contra, el equipo entró al vestidor medio cabizbajo pero nos dimos cuenta de que podíamos darle la vuelta, hablamos, nos dimos ánimo, luchamos hasta el final y hoy es un milagro este logro", dijo.

Sambueza, aseguró que los motivó el hecho de haber hablado entre ellos al medio tiempo, resaltó que al América no se le puede dar por muerto hasta que el árbitro no dé el silbatazo final, al tiempo de destacar el esfuerzo que hizo el grupo.

El jugador argentino dijo que a pesar de las críticas por su llegada al América, realizó junto con sus compañeros una temporada de ensueño, que terminó con la obtención del campeonato, pero evitó decir si fue su mejor torneo.

"No sé si fue el mejor (torneo) pero aporté mucho al equipo, para eso me trajeron, al margen de que fue muy criticada mi llegada, hice oídos sordos y traté de trabajar para bien mío y del grupo, hoy cerramos una buena campaña", afirmó.

"Estoy muy feliz, fue una temporada de ensueño por conseguir el título, la idea del grupo era quedar en la historia del club y hoy lo hicimos, fue un partido atípico que va a a quedar en la historia, peor también ahora ya hay que pensar en lo que viene", concluyó.