La Bolsa de Valores de Tokio se derrumbó hoy en medio de una fase de ajuste al cerrar con baja de 469.80 puntos (3.22 por ciento), lo que ubicó a su indicador, el Nikkei de 225 acciones, en 14 mil 142.65 unidades.

Los inversionistas mostraron su nerviosismo en la jornada de este lunes por las dudas que han surgido sobre la sostenibilidad de la actual política japonesa de crecimiento económico, señalaron analistas.

A lo anterior se suma la debilidad mostrada por las manufacturas en China, añadieron.

A su vez el secretario del gabinete japonés de gobierno, Yoshihide Suga, dijo en su conferencia de prensa semanal que la caída del mercado bursátil obedece a que ha entrado aparentemente en una fase de ajuste, señaló un despacho de la agencia Kyodo.

Aclaró que si bien los mercados accionarios se encuentran en esa fase, la economía de la nación asiática se encuentra en un proceso de recuperación firme.

El Nikkei comenzó su declive el pasado jueves cuando cerró con pérdida de 7.32 por ciento, en el marco de su avance de 80 por ciento desde mediados del pasado noviembre, debido a la política instaurada por el primer ministro Shinzo Abbe.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) cayó 40.01 puntos y se ubicó en mil 154.02 unidades, mientras la Segunda Sección descendió 58.10 puntos y se colocó en tres mil 207.13, informó este lunes la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos registraron cierres mixtos. El Shanghai Composite Index ganó 6.88 puntos, 0.30 por ciento, para cerrar en dos mil 294.97 unidades, mientras el Shenzhen Component Index cayó 41.95 puntos, 0.45 por ciento, para ubicarse en nueve mil 262.91 unidades, informó la agencia Xinhua