Con seguridad y confianza de que Cruz Azul será campeón, Jesús Corona, padre del portero de la Máquina, llegó para presenciar el encuentro de la final de vuelta, contra América, en el estadio Azteca.

"Hay mucho expectación, yo siento que los equipos van a dar un buen espectáculo a Chuy lo veo tranquilo y muy seguro de que van a quedar campeones, primeramente ojalá así sea. Hay que jugar con humildad y con mucha cabeza".

Tras reunirse por la tarde en el hotel de concentración con su hijo, de forma ligera aseguró que no sólo su vástago confía en lograr el título noveno para la Máquina en su historia, pues percibió entre los celestes, "que están con todo, de que van a ser campeones y Dios quiera que sean campeones porque Cruz Azul ya necesita ser campeón por la afición, la empresa grande que lo respalda y hay que darle satisfacción a todos los mexicanos que le van a Cruz Azul".

Al preguntarle un pronóstico sobre el resultado del partido, el señor Corona opinó que la Máquina ganará esta noche 2-1 y se coronará por novena ocasión en su historia, para cortar la racha sin títulos de Liga que arrastra desde el torneo invierno 1997.

A unos pasos de ahí, el goleador histórico de Cruz Azul, Carlos Hermosillo intentaba entrar a un edificio donde se colocó un estudio de televisión para la transmisión del encuentro y era acaparado por seguidores de Cruz Azul y América, clubes con los que fue campeón en su carrera profesional: en 1998-99, con las "Aguilas" frente a la Máquina y precisamente el más reciente campeonato de los cementeros en 1997 ante León, lo conquistó con gol de oro, anotado por el de Cerro Azul, Veracruz, de pena máxima.