Los ocho pueblos indígenas de Costa Rica consideran que, tras casi dos décadas de estancamiento de un proyecto de ley sobre autonomía, el Estado costarricense debe saldar esa "deuda histórica", llevándolo a votación en la Asamblea Legislativa.

El Proyecto de Ley de Desarrollo Autónomo de los Pueblos Indígenas plantea respetar la organización política de cada comunidad, el uso local de los recursos naturales en sus territorios y la cosmovisión indígena, y sustituye a la Comisión Nacional de Asuntos Indígenas (Conai).

Dirigentes indígenas expresaron a Notimex el deseo de que el proyecto de ley sea sometido a votación antes del 9 de agosto, cuando se conmemora el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

El dirigente Oscar Almengor consideró que es "una deuda histórica que tiene el Estado de Costa Rica con nosotros, los pueblos indígenas, de veinte años", a pesar de lo cual, indicó, "tenemos la fe y la esperanza que nunca es tarde cuando la dicha es buena".

Por su parte, el delegado indígena Asdrúbal Rivera dijo: "como comisión, elaboramos un documento donde estamos solicitando, a los diferentes jefe de fracción, que asuman un compromiso para que (el proyecto) se pueda poner en votación antes del 9 de agosto".

Añadió que se ha cumplido un proceso "sumamente cansado", que está debidamente fundamentado en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) "y otros convenios que el país ha firmado".

Rivera explicó que el proyecto busca reconocer las formas tradicionales de cada pueblo, de elegir y decidir cómo quieren gobernarse y cómo quieren verse administrados".

En ese sentido, a iniciativa de los ocho pueblos, 11 diputados -del total de 57 integrantes de la Asamblea Legislativa- firmaron la Declaración de Compromisos, entre cuyos 12 puntos se comprometieron a procurar la votación para antes del 9 de agosto de este año.

Uno de los firmantes de la Declaración de Compromisos, el subjefe de la bancada del opositor Partido Acción Ciudadana (PAC), Claudio Monge, expresó apoyo al reemplazo de la Conai, quien dijo "Puede ser que naciera con buenas intenciones, pero históricamente, ha sido manipulada por personas no indígenas, por políticos", denunció.

Asentados en 24 territorios, principalmente en las zonas norte, este, y sur, los ocho pueblos indígenas del país -Bribri, Brunka, Cabécar, Chorotega, Guaymí, Huétar, Maleku, Téribe-, presentan algunos de los más altos índices de pobreza y exclusión en este país.