La delegación Cuauhtémoc informó que el bar "Liverpool 100" se encontraba clausurado desde el 22 de julio de 2011, por lo que al momento del accidente de este domingo operaba de manera ilegal.

Al conocerse esta mañana de la caída de un domo en ese inmueble, el jefe delegacional, Alejandro Fernández Ramírez instruyó al director general Jurídico y de Gobierno, Eduardo Lima Gómez, que se revisara la situación del negocio y se procediera conforme a Derecho.

Lima Gómez afirmó que con base con a la licencia Tipo "B" que se expidió el 15 de febrero de 2007, el bar "Liverpool 100" permanecía clausurado.

Según con documentos anexos al expediente SVR/OVE/233/2011, ese establecimiento mercantil ya había sufrido dos reposiciones de sellos durante 2012, que fueron desprendidos: la primera fue el 15 de enero de 2012 y la más reciente, según la orden SVR/RS/207/2012, el 30 de agosto de ese mismo año.

El local ubicado en el número 100 de la calle Liverpool, en la colonia Juárez, contaba con múltiples sanciones por violaciones a la normatividad, explicó el director Jurídico y de Gobierno.

Las sanciones fueron porque no contaba con botiquín de primeros auxilios, aislantes de sonido ni con elementos de seguridad (privada o pública) debidamente autorizados, además de que había personas obstruyendo el o los accesos.

Asimismo carecía de arcos detectores de metales, teléfonos de emergencia, números telefónicos de taxis debidamente autorizados, letreros de "No Fumar" y cajones para estacionamiento.

De acuerdo con los informes, el bar "Liverpool 100" abrió de manera ilegal el viernes, bajo sus riesgos y responsabilidad, presuntamente con otros nombres que se manejan como "Seven" y "Rey Club".

Aunque en un principio se mencionó que la cifra de lesionados ascendía a 25, la directora de Protección Civil de la delegación Cuauhtémoc, Arlette Salyano Torres, aclaró en entrevista televisada que sólo cuatro personas resultaron heridas de las cuales dos fueron trasladadas a un hospital.

Tras el accidente de esta madrugada, acudieron al lugar autoridades de Protección Civil y de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF); personal de ésta última dependencia aseguró el inmueble.

Una vez que la procuraduría capitalina realice su investigación y libere el negocio, las autoridades administrativas de la delegación Cuauhtémoc realizarán de nuevo otra verificación y reposición de sellos de clausura en ese lugar.