Ante la creciente demanda de agua potable en el país es necesario estudiar la redistribución de caudales, modernizar la infraestructura y evitar tomas irregulares, así como preservar en lo posible los mantos acuíferos, señaló el funcionario de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Héctor Martínez Fuentes.

Durante el taller denominado "Acciones de mejoramiento de eficiencia en las instalaciones de agua", sostuvo que preservar el líquido para las próximas generaciones es fundamental y por ello los organismos proveedores de agua deben mejorar la eficiencia de sus equipos e instalaciones en todas las etapas del proceso.

Debido a la creciente demanda del líquido, es fundamental que la extracción, conducción y distribución de agua potable, así como la recolección y saneamiento de aguas negras, se realice de la mejor forma posible.

Ahorrar en la recuperación de caudales contribuye a reducir costos operativos y de energía, y en la preservación de los recursos hídricos, señaló el funcionario durante el taller, parte del seminario "Ahorro y uso eficiente de energía eléctrica en el sector hídrico".

Agregó que la redistribución de caudales debe hacerse pensando en la necesidad de preservar los acuíferos para evitar la extracción del líquido y conservar el recurso en favor de generaciones futuras.

También es fundamental cumplir la Normatividad Oficial y Técnica en las instalaciones electromecánicas para el cuidado, no sólo de la maquinaria, sino también del personal que la opera.