Poco se conocen las condiciones reales de los condenados a los campamentos de trabajos forzados en la antigua Unión Soviética; ahora una exposición inaugurada en el Museo Alemán de Historia en Berlín pretende arrojar luz sobre los conocidos como "Gulags".

La organización defensora de los derechos humanos rusa Memorial organizó la muestra "Gulag. Huellas y Testimonios 1929-1956", inaugurada en Berlín en presencia de testigos de los campos de castigo soviéticos. La fundación alemana de Buchenwald y Mittelbau-Dora y la fundación Schloss Neuhardenberg colaboran también en el proyecto.

Hasta el 1 de septiembre los visitantes podrán conocer cómo funcionaba el sistema de campos de trabajo forzado y campos de castigo del terror estalinista.

Fotografías, objetos y documentos nunca antes mostrados fueron puestos a disposición por la organización Memorial, entre ellas relatos de testigos, fotografías, películas o incluso obras de arte creadas en los propios campos de reclusión soviéticos recuperadas a finales de los años 80.

La exposición se basa en la experiencia directa de las víctimas, al tiempo que se tratan temas como los mecanismos de terror y represión de los tiempos de Joseph Stalin o el uso de los trabajos forzados en el marco del modelo de reestructuración social estalinista.

La muestra se completa con préstamos del archivo estatal de la Federación Rusa y del centro de investigación de la Universidad de Bremen.

También está acompañada por un programa con presentaciones de expertos rusos e internacionales, documentación gráfica y cinematográfica e incluso una mesa de debate. Además se ha editado un libro y material escolar para crear conciencia en los colegios.

Pese a la relativa apertura del archivo histórico ruso, el conocimiento sobre el sistema de "Gulag" es muy limitado entre la población.

De ahí que la muestra pretenda arrojar luz sobre el mismo y reducir esa carencia, así como incentivar el debate sobre los campos especiales soviéticos en la Rusia actual.

El concepto "Gulag" es en realidad una abreviatura de "Administración central de campos de trabajo de mejora" que se adoptó desde la publicación del libro "El archipiélago Gulag", de Alexander Solschenizyn para denominar al conjunto de represión soviético integrado por campos de trabajo forzado, de castigo, prisiones y lugares de destierro de los condenados.