Sin la pasión y sin las emociones, la música no existiría, aseguró el pianista internacional Lang Lang (Shenyang, China, junio de 1982) al hacer un somero análisis sobre la forma como los jóvenes miran hoy a la música clásica y cómo él los anima para que la cultiven.

"La música clásica, establecida desde hace muchísimos años, todavía está aquí, sin embargo, para algunas personas es sinónimo de algo antiguo, de otra época, por eso muchos jóvenes tienen sus resquemores al escucharla. Eso, debido a que sienten que es un arte viejo para ellos", añadió el reconocido artista chino.

Así, cada que se sube a un escenario, dijo durante una entrevista con Notimex, su mensaje para la juventud del Siglo XXI es con la idea de hacerla sentir que cada interpretación de música clásica, de antaño, la realiza como si se tratara de un estreno mundial, "como si fuera la premier, por la vigencia que tienen".

El entrevistado, quien en 2002 se levantó como el primer ganador del premio Leonard Bernstein en el Festival de Schleswig-Holstein, como reafirmación a su indiscutible capacidad interpretativa, advirtió luego que "muchas obras de compositores clásicos tienen una frescura como si hubieran sido escritas hoy".

Su espíritu docente, altruista y compartido, dejó ver el virtuoso, lo conduce a asomarse a la educación musical en cada ciudad que él pisa. "Hay muchas y muy diversas formas de enseñar a los niños, pero a veces, cuando el profesor es duro en exceso, agrede la imaginación infantil y su amor por la música".

En ese contexto, recordó que este viernes ofreció un concierto privado y el sábado una master class. En esta última actividad, dijo, deseaba entablar una conexión con los estudiantes mexicanos, para que su mente y su corazón sean abiertos, para eliminar el temor de enfrentarse a sí mismos y a la vida".

Una vida sin retos no sería divertida, abundó, "y lo mismo pasa con la música" según su propia experiencia. Y al tocar el tema de los desafíos, puso en relieve que uno de ellos es el de implantar nuevamente en las escuelas públicas y privadas la educación artística y musical, pues en muchas se ha anulado ya.

De visita en esta ciudad por tercera ocasión, Lang Lang mencionó que por todo lo anterior, "además de ofrecer un concierto, lo que va a hacer es observar cómo se encuentra el sistema educativo mexicano en materia de arte musical, observación que se reforzó el sábado durante la impartición de su clase.

Recapituló al decir que durante este viaje a México lo más importante fue "conocer a la sociedad, a los estudiantes de música y su sistema educativo para la cultura y la música, porque la cultura y la música general paz al mundo. Como músico, sé que necesitamos dar el corazón a la comunidad", agregó.

Añadió que ha tenido el privilegio de escuchar la música folclórica de México, un país internacional con mucha influencia europea. "Su música tiene una característica increíble: Tonalidades propias relacionada con la música europea, y por esa cualidad, se hermana con la música hecha en china, concluyó.