Tras su detención el pasado jueves, la actriz Amanda Bynes publicó a través de su cuenta de Twitter que todas las pruebas en su contra son falsas, además de que fue víctima de acoso sexual por los policías.

De acuerdo con el portal latercera.com, luego de haber sido acusada por conducta imprudente, posesión de marihuana y manipulación de pruebas, la actriz se ha encargado de desmentir todo a través de su red social, al asegurar que todo fue un montaje y que ella había sido la víctima de la situación.

"No creo en los informes acerca de mi arresto. Todo es mentira. Fui acosada sexualmente por uno de los policías la noche pasada, luego de que me arrestaran", escribió Bynes.

Asimismo, un día después de que la ex estrella de Nickelodeon compareció ante el tribunal de la Corte Criminal de la Ciudad de Nueva York por las imputaciones, comentó mediante su red social que ella no bebía ni se drogaba, además de subrayar que uno de los policías fue quién inventó toda la historia.

"Él mintió y dijo que lancé una pipa de agua por la ventana cuando yo la abrí para tomar aire fresco. Además, él manoseó mi vagina", precisó la actriz estadunidense, al añadir que fue esposada, llevada a un hospital siquiátrico y aunque ella en todo momento exigía a su abogado, no se lo permitieron.

"Los policías eran espeluznantes. El policía me acosó sexualmente. No encontraron ninguna pipa de agua fuera de mi ventana. Es por eso que el juez me dejó ir", puntualizó.

A su vez, los padres de la actriz ya planean la idea de meterla a un centro psiquiátrico para que su hija pueda recibir el tratamiento adecuado y recuperar su salud mental.