De enero a abril pasado, la carne de res y puerco de consumo popular registra una disminución en su precio de hasta 20 por ciento, estimó el presidente ejecutivo del Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne), Guillermo Maynez Gil.

Ese porcentaje contrasta con el incremento de 14 por ciento que el kilo de pechuga de pollo registra en el primer cuatrimestre del año, de acuerdo al Sistema de Investigación e Integración de Mercados (SNIIM) de la Secretaría de Economía (SE).

En entrevista con Notimex, Maynez Gil aseguró que hasta el momento no tienen reportes de disminución en el consumo de carne de res y puerco, y mucho menos que haya aumentado su precio.

Indicó que el Comercarne se basa en los datos de precios otorgados por el SNIIM de la SE a precios ponderados, y no en los del punto de venta final al consumidor.

Con base en lo anterior, el directivo ejemplificó que en el caso de la pieza pulpa bola para el corte de bistec, en enero pasado el precio de kilogramo se ubicó en 73.49 pesos.

Al mes siguiente, este insumo se colocó en 74.40 pesos por kilo, en marzo en 75.02 pesos y en abril en 72.10 pesos, lo que implica una disminución de 2.0 por ciento de enero a abril pasados.

El chuletón diezmillo -pieza de alto consumo popular- disminuyó 3.0 por ciento entre enero y abril pasados. Y es que al primer mes de este año, su precio fue de 74.29 pesos por kilo; en febrero de 74 pesos; en marzo de 73.86 y en abril de 72.33 pesos.

En el caso de la carne de cerdo, el kilo de lomo se ubicó en enero en 62.44 pesos; en febrero en 61.79; en marzo en 59.17 y en abril en 50.18 pesos, lo que significa una baja de 20 por ciento al cierre del cuarto mes con respecto a inicio de año.

A su vez, el kilo de pulpa de espaldilla de cerdo, del primero al cuarto mes de 2013, bajó 15 por ciento su precio, toda vez que en enero se ofreció en 48.92 pesos, en febrero en 44.47; al mes siguiente en 42.60 y en abril pasado en 41.56 pesos.

Basado en el sistema de la dependencia, Maynez Gil refirió que en el caso del kilo de pechuga, en enero alcanzó 48.39 pesos, en febrero 50.42; en marzo 51.99 y en abril 54.93 pesos y en ese lapso su precio se incrementó 14 por ciento.

Para la pierna y muslo, su precio inició en enero en 28.17 por kilo, mientras que en febrero se incrementó a 29.41; en marzo a 30.48 y en abril a 32.04 pesos, lo que implica que registró un incremento también de 14 por ciento durante el primer cuatrimestre del año.