La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una investigación por presuntas violaciones a los derechos humanos de una colaboradora del ex secretario de Finanzas de Tabasco, José Saíz Pineda, pues dijo haber sido víctima de tortura y otros agravios.

En un comunicado, el organismo explicó que la mujer, que trabajó para la administración pasada, manifestó que hace unos días fue privada de la libertad y sometida a violencia física y psicológica con el objetivo de dar a conocer el paradero de su jefe y la ubicación de unas cajas que, según sus captores, contenían dinero.

La víctima agregó que además fue obligada a firmar una declaración en la que reconocía que ese dinero era propiedad del ex servidor público y que ella lo había resguardado desde hacía unos meses.

Ante la situación el titular de la CNDH, Raúl Plascencia Villanueva, ordenó la apertura del expediente de investigación respectivo e instruyó que una brigada de visitadores, conformada por médicos forenses, psicólogos y abogados se trasladara inmediatamente al lugar en donde se encontraba la víctima.

Ello a fin de verificar su estado de salud y llevar a cabo las diligencias y actuaciones necesarias y correspondientes para la debida integración del caso.

Recordó que para el organismo el apoyo y la atención oportuna a las víctimas de violaciones a los derechos humanos, de acuerdo con la Constitución Política y la ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, es fundamental para salvaguardar la seguridad de las personas y que esos agravios se investiguen para que no queden en la impunidad.