Javier Contreras propone replantear modelo de organización de la danza

El actual modelo de organización de la danza en México, no está brindando cabida a todos sus miembros en el campo, por lo que es urgente replantearlo para revertir esta situación, aseguró esta noche Javier Contreras Villaseñor.

Entrevistado previo a la presentación del libro "Tárgum en una botella" en la Aula Magna del Centro Nacional de las Artes (Cenart), el también director del Centro de Investigación Coreográfica (Cico), del Instituto Nacional de Bellas Artes, señaló que ya no hay espacio para egresados.

"El actual modelo de organización está dando de sí, ya no les está dando cabida a todos los miembros de la danza, porque la danza está creciendo. Me parece que hay un problema de adultez política de la gente de este campo, necesitamos constituirnos como una comunidad, como un sujeto colectivo.

"Hay mucho trabajo a nivel escolar, hay un tejido institucional sólido, lo que pasa es que el campo por su propio éxito, cada vez es más grande y se requiere replantearlo para insertar a los egresados de una manera eficaz en el campo haciéndolo crecer. No hay espacio para egresados", subrayó.

Contreras Villaseñor insistió en que el actual modelo debe replantearse, "pues por el éxito del propio campo, ya no puede seguir igual".

De tal manera, agregó, que la estructura institucional no ha crecido con la velocidad con la que ha crecido la disciplina, aunque hay una red fuerte de escuelas y festivales, no basta.

Convencido de que la danza es un lugar en el cual se construye una visión del mundo, indicó que a pesar de esta situación, "la danza como impulso, como vocación de jóvenes, no se colapsará, el asunto es que son profesionistas muy capacitados que se merecen un reconocimiento a ese nivel".

Consideró que la solución sobre este tema es compleja, "pues no depende tanto del campo de la danza, sino de cómo se vive la educación artística en la educación en general y la cultura con respecto a la vida social en general".

"Ayudaría mucho una educación artística permanente en todos los niveles, desde primaria hasta posgrado y que hubiera la posibilidad de inserción de los bailarines en todo", mencionó.

"Tárgum en una botella" presenta cerca de 30 breves ensayos escritos por Contreras Villaseñor de 1985 a 2011, en los que reflexiona sobre la danza.

"El libro es una recopilación de textos que se escribieron entre 1985 y 2011, en un momento determinado me di cuenta que se podían reunir en un libro que permitirían reconstruir una memoria respecto cómo hemos vivido la danza contemporánea mexicana en los últimos dos lustros.

Realizó esta publicación para que la gente sepa que en la danza se reflexiona mucho, "se construye una visión del mundo, se programatiza la realidad y deseaba darle voz a esa programatización".

Publicado por el Conaculta, el texto es una suerte de diario de viaje, apuntes de un recorrido vital, reflexivo, emocional, creativo en el que se aventuran problematizaciones sobre diversos aspectos de la danza contemporánea del país.