Preocupa a funcionaria de ONU violencia contra la mujer en Guatemala

La Alta Comisionada Adjunta de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Flavia Pansieri, expresó preocupación por la violencia contra la mujer y la situación de impunidad de los delitos, al concluir una visita oficial a Guatemala.

La funcionaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se refirió en rueda de prensa a las conclusiones preliminares de su visita de cuatro días a Guatemala, invitada por el gobierno del presidente Otto Pérez Molina.

Dijo que en los últimos años, el país "dio pasos sin precedente" en la lucha contra la impunidad en casos relacionados con el crimen organizado, corrupción y graves violaciones a los derechos humanos.

La enviada de la ONU reiteró su preocupación por la violencia que padece la mujer, pero reconoció avances como la iniciativa de creación de los juzgados contra el feminicidio y otras formas de violencia contra las mujeres.

Pansieri dijo que se reunió con víctimas de violaciones graves cometidas en el pasado conflicto armado interno de Guatemala (1960-1996), y que se conmovió por el dolor de las mujeres que fueron abusadas.

Al respecto, puntualizó que Guatemala "no puede permitirse dar un paso atrás en la lucha contra la impunidad, tanto en casos (de violaciones de los derechos humanos) del pasado como del presente".

Según Pansieri, "la reconciliación no debe concebirse como una alternativa a la justicia. No se puede construir la paz y el desarrollo en el país con base en la impunidad".

Resaltó que la Corte Interamericana de Derechos Humanos aclaró en su momento "que son inadmisibles las disposiciones de amnistía, de prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad que pretendan impedir la investigación" en violaciones graves de las garantías esenciales.

El ex gobernante de facto (1982-1983), general retirado Efraín Ríos Montt, protagonizó el primer juicio por genocidio en la historia del país. El diez de mayo del 2013 fue condenado a 80 años de prisión por su responsabilidad en la muerte de mil 171 indígenas.

Tras la histórica condena, que fue rechazada por el Ejército, la cúpula empresarial y otros sectores poderosos, la Corte de Constitucionalidad anuló lo actuado y ordenó repetir el juicio.

La defensa de Ríos Montt gestiona además el beneficio de una amnistía, con lo que el octogenario militar se libraría del juicio por genocidio que se tiene previsto iniciar en enero de 2015.

En una reunión con Pansieri, el presidente del Congreso, Arístides Crespo, exhombre fuerte del partido político de Ríos Montt, aclaró que 80 de los 158 diputados votaron a favor de un "punto resolutivo", que no es una ley, que niega que haya existido genocidio.

Pansieri dijo que en la reunión con Pérez Molina se coincidió en que es un desafío para Guatemala "la superación de la discriminación estructural y el racismo" contra los indígenas, que son la mayoría de la población.

La funcionaria manifestó también su preocupación por "la tensión social" que genera el otorgamiento de licencias para proyectos extractivos y energéticos en comunidades indígenas del país.