En sus inicios tocaban guitarras huecas en la calle de Los Reyes, en la delegación Iztapalapa en los 70, sin imaginarse el éxito que tendrían décadas después Los Ángeles Azules, quienes actualmente lanzaron un disco de duetos con exponentes del rock.

"Entrega de amor" fue el tema que catapultó a la fama a los hermanos Mejía Avante, que hizo que se escucharan en todo México, Estados Unidos y más tarde fueran ídolos en Argentina, donde se presentaron en el Luna Park, uno de los escenarios más importantes de ese país.

En días pasados, Los Ángeles Azules dieron a conocer su álbum "Cómo te voy a olvidar", que incluye participaciones con Saúl Hernández, Kinky, Carla Morrison, Lila Downs, Jay de la Cueva, Ximena Sariñana, Vicentico y Los Amigos Invisibles, por mencionas algunos.

Elías Mejía Avante, conocido como "El Doc", cuando tenía 15 años, tuvo la inquietud de tocar guitarra, "aunque sólo me sabía el circulo de 'do' en la guitarra hueca, mi hermano Alfredo me acompañaba", afirmó.

Dijo que nunca se imaginaron que esas guitarras huecas se iban a transformar en instrumentos musicales y llegar a ser uno de los grupos más importantes de música tropical, "solíamos tocar con un pandero y dos guitarras, empezábamos a ensayar nuestras primeras canciones".

Añadió que de ahí iniciaron, primero con el nombre de Playa Azul y después como Los Ángeles Azules, "nunca me imaginé, porque en contra de la voluntad que tenía, llegamos a vender muchos discos. Empezamos tocando en una fiesta, sólo nos sabíamos seis canciones y las volvíamos a repetir, porque no sabíamos más".

De los ocho hermanos, siete conforman Los Ángeles Azules, que grabaron su primer disco con los éxitos de "La cumbia del acordeón", "La reina de Colombia", "ese material fue la estructura vertebral para continuar con el estilo que ahora tenemos".

Lupita Mejía Avante, quien además es cirujano dentista y tiene más de 30 años en la música, "toco el güiro, pero también estudié piano, todos los hermanos terminamos una carrera, fue muy difícil porque teníamos que tocar y regresar a la escuela".

Señaló que su mamá los obligó a estudiar, porque no sabían cuánto iba a durar en la música. Pepe, otro de los hermanos, que estudió Derecho, fue tajante al decir que Martha Avante, su madre, fue la fundadora de la agrupación, "es quien nos apoyó en todo".

Recordó que cuando llegó la cumbia muy fuerte en México, "nos buscó una persona y nos grabó, fueron siete discos, pero después en Disa comenzamos a sonar en todos lados con 'Entrega de amor', de ahí no paramos, seguían y seguían los éxitos".

Pero llegaron nuevos ritmos, como la quebradita, el duranguense, la salsa y Los Ángeles Azules pidieron su carta de retiro, y aunque en un tiempo no sonaron en la radio, nunca dejaron de trabajar, pues los pedían en el interior de la República Mexicana y Distrito Federal.

Pepe puntualizó que después de tocar puertas, Ocesa Seitrack, se las abrió y comenzaron con la grabación de su nuevo disco, con sus éxitos, interpretados con duetos, principalmente rockeros, y presentarse con gran éxito en el Vive Latino 2013.