Ataques en Bagdad dejan casi 30 peregrinos chiitas muertos

Peregrinos chiitas fueron blanco hoy de una serie de ataques con bomba en Bagdad, la capital de Irak, que causaron la muerte de cerca de una treintena de personas y heridas a decenas más, informaron fuentes oficiales.

Responsables de las fuerzas de seguridad iraquíes refirieron tres explosiones, una en el área de Mansur, en el oeste de Bagdad, otra en el central distrito de Baab al-Sharji y una más en el suburbio de Shaab, en el este de la ciudad.

Fuentes hospitalarias dieron cuenta de al menos 29 muertos, aunque la policía refirió previamente un saldo de 24 personas fallecidas.

El triple ataque se produjo cuando los fieles conmemoran la muerte de una figura venerada en el Islam chiíta, el imán Musa al-Kadhim, en el año 799, y peregrinan hacia el santuario construido en su honor en la capital iraquí.

Como cada año, la seguridad se incrementó en los días previos a la celebración para proteger a los miles de peregrinos chiitas, ya que suelen ser objetivo de los combatientes sunnitas que los consideran apóstatas, de acuerdo con reportes de la cadena de noticias Al Yazira.

La violencia de este jueves se produce dos días después de que los resultados preliminares de las elecciones legislativas de abril pasado mostraron que la alianza chiita del primer ministro Nuri al-Maliki ganó el mayor número de escaños en el Parlamento.

El margen de victoria fue mayor al pronosticado por analistas, lo que brinda a al-Maliki una posición fuerte para conseguir un tercer mandato cuando están por comenzar las negociaciones para formar un nuevo gobierno de coalición.

Otros grupos políticos han expresado su fuerte oposición, acusando al primer ministro de la violencia sectaria que ha dejado más de tres mil 500 muertos sólo este año, y de tratar de monopolizar el poder.