Mercedes tiene confianza tras resultados de las prácticas en Mónaco

Para Mercedes, el primer día de entrenamientos en Mónaco bajo el agua no fue un problema, pues los pilotos Lewis Hamilton y Nico Rosberg siguen siendo los reyes sobre seco y sin ir a fondo con el monoplaza.

Cuando las prácticas se realizaron con el asfalto seco no hubo ningún problema, y ni lo complejo de la pista ni la adaptación de los motores V6 al trazado monegasco impidieron que los dos coches volvieran a dominar la tabla de tiempos haciendo el británico y el alemán el 1-2.

Después, con la lluvia apenas se pudieron dar unas vueltas, Lewis Hamilton salió demostrar que tenía los mejores argumentos, sólo un aguerrido Fernando Alonso que empujó a fondo sobre la pista mojada, donde mejor se desempaña, pudo superarlo.

"El coche aún está en proceso, pero me sentí muy bien ahí afuera. Tuve una primera sesión buena y fue realmente gratificante tener esas pocas vueltas en seco durante la tarde.

"Me siento preparado para el sábado, todavía hay trabajo que hacer pero tenemos el día de mañana para revisarlo y terminar nuestro preparativos", dijo Hamilton al bajarse del coche.

En Mercedes hay confianza, pues sobre mojado no han querido arriesgar y han limitado el desempeño de los coches, ya que de cualquier forma hay pocas posibilidades de lluvia para el domingo.

De nada servía rodar con intermedios, aunque la razón la tendrán hasta la carrera si se cumplen los pronósticos sobre el clima por la que apuestan todos los equipos.

"Las condiciones no fueron geniales esta tarde, por lo que no tomé riesgos ya que no había nada qué aprender con las partes húmedas del trazado. Ahora, estoy deseando que llegue el sábado, pero nuestro objetivo primero será la barbacoa de esta noche", explicó Rosberg, quien fue vigésimo en la segunda ronda donde no corrió a fondo.

De esta manera, Mercedes parte con confianza para mantener su hegemonía en la sexta cita del campeonato mundial, hasta ahora la temporada no ha visto otro ganador que no lleve los colores de las "flechas plateadas", pues Rosberg triunfó en Australia, y a partir de ahí Hamilton ha contabilizado cuatro triunfo al hilo.