La propuesta de Jorge Sánchez, titular del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), de contratar cineastas y expertos extranjeros para participar en los comités que deciden los fondos para la producción de películas mexicanas, despertó controversia en la comunidad fílmica.

Sánchez declaró en su visita al Festival Internacional de Cine de Cannes, que el organismo a su cargo buscaría contratar a cineastas y expertos internacionales para integrar los comités que deciden los fondos públicos para la producción de películas mexicanas.

El titular de Imcine explicó que el objetivo es ganar en objetividad y futuro en el reparto de financiamiento al cine nacional.

"El Imcine participa esencialmente en tres fondos. Hasta ahora han sido decididos por cineastas nacionales. Esto ha creado cuestiones positivas y negativas, pero entre ellas se genera inevitablemente una complicidad que va más allá de las necesidades creativas", explicó Sánchez.

Subrayó que los expertos internacionales conformarán un comité con sus homólogos mexicanos para decidir a qué proyectos cinematográficos se les conceden las ayudas del presupuesto para este rubro que reparte el Imcine.

En entrevista con Notimex, Víctor Ugalde, presidente de la Sociedad Mexicana de Directores de Cine y Obra-Audiovisual, dijo que no se deben buscar en el extranjero las soluciones para terminar con las malas prácticas de selección, "esto se debe hacer con transparencia, evitando complicidades y teniendo códigos de ética.

"Esta declaración surgió porque hay muchas críticas a todos los jurados que conforman los comités, algunas de aquellos que no salen beneficiados y algunas otras tendrán algo de razón, por lo que no creo que sea una medida correcta.

"Sin embargo, debo decir que es una decisión complicada, sobre todo partiendo de las experiencias que hemos tenido en asignaciones pasadas", señaló el también cineasta.

Ugalde, quien desde 1979 se encuentra inmerso en el mundo de la cinematografía, además de ser guionista de casi 21 argumentos, donde ha logrado también reconocimientos como el Ariel, añadió que ha sido testigo de distintos intentos.

"Un jurado internacional puede saber mucho de estructuras, pero también son seres humanos y van a cometer errores, además de que desconocen la complejidad de la industria fílmica nacional", dijo el también el líder de los directores, quien por experiencia propia habla del tema debido a que, además, ha fungido como jurado en otros países.

Señaló que la futura propuesta debe ser muy bien analizada por la comunidad, ya que también rompe con algunas disposiciones jurídicas, estipuladas en la Ley Federal del Trabajo, que señala que los extranjeros sólo pueden ocupar 10 por ciento de las plazas.

Por su parte, el también cineasta y productor cinematográfico Eduardo Rossoff expresó que aunque no sabe mucho del tema, considera que no es la manera más viable, "tenemos que terminar con el malinchismo, hacemos muy buen cine en México".

"Lo que menos necesitamos es tratar de imitar lo que se hace en el extranjero, tenemos nuestro propio cine y es lo que funciona", señaló el realizador de cintas como "El debut" y "Reencarnación: Una historia de amor", entre otras.

La actriz Liz Gallardo expresó que "de repente se levantan proyectos malos, creo que hace falta una supervisión profunda de proyectos, posterior al otorgamiento de los fondos".

Aunque dejó abierta la posibilidad de que la propuesta pudiera tener sus ventajas, "si estos asesores extranjeros pueden aportar algo a la industria, por un tiempo podría ser viable, pero no para que se queden para siempre".

Gary Alazraki, quien con su ópera prima "Nosotros los Nobles" ha impuesto un nuevo récord de taquilla, dijo: "La visión de Jorge (Sánchez Sosa) es lograr resultados que hasta ahora no se han obtenido con nuestros comités, y en lo personal, creo que trabajar con gente que haya logrado esos resultados en otros países suele ser una forma muy efectiva de acortar la curva de aprendizaje", mencionó el realizador.

"Y que sean extranjeros, para mí es secundario, ya que inteligencia comercial y sensibilidad artística nunca limitarán a países o nacionalidades. Creo que todo lo que podamos aprender de otros países solamente es bueno -desde qué hacer hasta qué no hacer-, agregó.

Mientras que la cineasta Mercedes Moncada puntualizó que a su parecer es una gran propuesta la de Imcine, consideró que lo que se pretende es la creación de jurados mixtos, donde una parte es mexicana y el resto es extranjera, "tener jurados nacionales totalmente limpios (sic) de criterios es difícil, porque uno está inmerso en su contexto social".

"Ser jurado en tu propio medio requiere de un esfuerzo extra para tener el juicio limpio (sic) de tus consideraciones personales y juicios", explicó la realizadora española, que resaltó que la producción no se verá afectada en caso de que se acepte la propuesta, "las miradas de quienes seleccionan será diferente".

"Esto ayudará a estar más limpio de cuestiones como el compadrazgo; además de que no es el primer país en el que se pretende aplicar esta fórmula, incluso el mismo Sánchez Sosa lo dijo que en países como Colombia se ha aplicado con buenos resultados", señaló la directora.

Explicó que ella ha sido jurado en otros países, por lo que aseguró que esto permite tener una visión más limpia de prejuicios hacia proyectos que sean viables, "yo creo que la propuesta está bien; sin embargo también hay que despejar las dudas con el mismo Jorge Sánchez".

Por su parte, el realizador Sebastián del Amo señaló que a su parecer esta propuesta puede ayudar a evitar favoritismo para algunos proyectos, por aquello de los amiguismos en la asignación de los fondos de Foprocine y Fidecine, que tienen su comité, y que puede ser benéfico".

"Está bien, pero tendremos que ampliar nuestra perspectiva tanto como cineastas como de público y es importante tratar de reconciliar a la audiencia con el cine nacional, creo que habría que revisar bien y ver cuál es el tipo de cine que pretende realizar Imcine", explicó el realizador de la cinta "El fantástico mundo de Juan Orol", la cual está nominada al Ariel.

"De entrada, la propuesta es controversial, y yo creo que Jorge Sánchez representa de las mejores opciones que teníamos para dirigir el Imcine y éste es su primer intento por cambiar las cosas y habrá que darle el beneficio de la duda", concluyó Del Amo.