Llaman a intensificar seguridad para evitar robo de combustible

El legislador panista Jesús Oviedo Herrera urgió atender la problemática del robo de gasolina o diesel en tomas clandestinas de gasoductos de Pemex, así como aumentar las medidas preventivas para frenar ese acto ilícito.

El integrante de la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados planteó que el daño fiscal por la ordeña de combustible en el país es considerable si se toma en cuenta el alza mundial de los energéticos y lo que representa de recaudación fiscal para el Estado.

Consideró por ello que el robo y el tráfico de combustible de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) debe ser tema de seguridad nacional, ya que además de generar daño patrimonial para la paraestatal es un riesgo para los consumidores, los automotores y la población en general.

En un punto de acuerdo que presentó ante la Comisión Permanente, Oviedo Herrera expuso que gran parte del combustible robado lo comercializa el crimen organizado y surte a gasolineras "pirata" y al transporte en general, en unidades que sin verificación alguna son "auténticos ataúdes rodantes".

Recordó que de acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR) en 2013 se detectaron dos mil 277 tomas clandestinas en el país, principalmente en Tamaulipas, Veracruz, Jalisco, Sinaloa, Puebla y Guanajuato.

Oviedo Herrera también externó que los precios de las gasolinas en el país son más elevados que en Estados Unidos, mientras que en el caso del diesel la variación es mayor en cuatro por ciento al que se sirve en México, de acuerdo con información oficial.

Remarcó que Pemex "importa la mitad de los combustibles de Estados Unidos, y la diferencia en precio entre ese país y el nuestro es muy pequeña".