Fomentan prevención y autoprotección contra la delincuencia

La inseguridad y delincuencia deben combatirse con la adopción de una cultura de prevención y concientización, expuso Alfredo Yunes Solís, director de la organización civil Movimiento de Autoprotección y Prevención del Delito.

Al inaugurar el foro "Autoprotégete y protege a quien amas", que se realizó en San Lázaro, dijo que la mejor arma contra la delincuencia es el conocimiento y la voluntad de actuar para adoptar una cultura de protección y previsora del delito.

Explicó que el objetivo del encuentro es escuchar a especialistas y miembros de organizaciones no gubernamentales, así como poner conocimientos al alcance de la ciudadanía de manera gratuita, experiencia profesional y técnicas de autoprotección para generar una cultura de prevención.

Yunes Solís alertó que "la delincuencia en el país, no sólo lesiona el patrimonio e integridad física de las personas, sino que origina un evidente deterioro en el Estado de derecho, sin importar sexo, raza o condición social. Todos absolutamente somos vulnerables ante la delincuencia".

Por ello, consideró que al adoptar una cultura de prevención del delito se logrará una nueva forma de vida que permita saber actuar en caso de riesgo.

"Necesitamos adoptar urgentemente una cultura de protección y una cultura de previsora del delito y actuar en prevención, y modificar nuestras conductas y actitudes", subrayó.

En tanto, Santiago Aguilera Gómez, consultor en seguridad privada, afirmó que el objetivo es conocer la mentalidad de la sociedad en torno a la violencia, pues este acercamiento con la ciudadanía y su participación activa, "permitirá que se tenga éxito en la prevención del delito".

Abundó que las políticas actuales de gobierno demandan nuevos modelos preventivos, basados en erradicar las causas que originan delitos como extorsión y secuestro, para devolverle a la sociedad la tranquilidad.

Cualquier acción encaminada a preservar el orden y tranquilidad, enfatizó, propiciará bienestar y prosperidad social, ya que el impacto social es preocupante por la impunidad y violencia que vive el país.