"Piperos", detrás de oposición a obras en San Bartolo: Luna Estrada

El jefe delegacional en Álvaro Obregón, Leonel Luna, acusó a "piperos" de San Bartolo Ameyalco de estar detrás del rechazo al proyecto hidráulico que pretende dotar de agua potable a casi 20 mil personas.

Durante una rueda de prensa señaló que ve con sorpresa el hecho de que haya esa oposición sistemática al proyecto que inició en 2007, para llevar ese líquido a la zona alta de la delegación.

Acompañado por el director de Fortalecimiento Institucional del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Miguel Ricaño, añadió que a pesar de que se ha privilegiado el diálogo y se han modificado los proyectos, la oposición persiste, por lo que "suponemos que hay otro tipo de intereses".

"Suponemos que piperos de la zona se han involucrado y buscan que este proyecto no se lleve a cabo, porque representa una disminución de sus ingresos", opinó el gobernante en la demarcación Álvaro Obregón.

Al respecto lamentó los actos violentos ocurridos el miércoles en ese pueblo, donde un grupo de inconformes se enfrentaron con policías en un hecho en el que más de 100 agentes de seguridad y una cantidad no especificada de vecinos resultaron lesionados.

Sobre ese hecho el jefe delegacional informó que ya se iniciaron dos averiguaciones previas: una por la demarcación y otra de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Luna Estrada y Ricaño Escobar negaron que con la obra se vayan a mezclar las aguas del manantial del lugar o que se pretenda llevar el líquido a Santa Fe, como argumentan los opositores liderados por Silvia Somaya, Margarita Limares y Petra Corona.

El funcionario delegacional mencionó que desde hace año y medio se realizan negociaciones y reuniones constantes, pero han recibido sólo negativas de un grupo de vecinos que encabezan una oposición absoluta y sin fundamento para la construcción de la citada red.

Reiteró que la zona no cuenta con el servicio regular y permanente de agua potable, por lo cual vecinos del lugar se abastecen con pipas, cuyo precio por 10 mil litros de agua va de los mil 200 a los mil 800 pesos, lo que genera un gasto oneroso a las familias.

Por ello desde hace 10 años los vecinos de las zonas de Ixtlahuaca, Torres de Tepito y Cerrada Margot y Minas exigen a la delegación y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) llevar a cabo esta obra, que beneficiará a 20 mil personas de San Bartolo Ameyalco.

En la rueda de prensa a la que asistieron vecinos solicitantes de agua, afirmó que Somaya, Limares, Corona y otros residentes están enterados de los alcances del proyecto con precisión.

Por otro lado, el jefe delegacional de Álvaro Obregón indicó que la obra en San Bartolo Ameyalco quedó concluida este jueves y sólo falta la instalación de las toma domiciliarias.

Abundó que el proyecto integral con el que también se llevará agua potable a Santa Rosa Xochiac, donde ya se construyeron los tanques y no hay oposición vecinal, continuará y estará lista en uno de dos meses.

Sobre la presciencia ayer de los policías en el lugar, Leonel Luna reiteró que él los solicitó para salvaguardar la integridad física de los trabajadores y de la maquinaria, así como evitar conflictos entre quienes apoyan esta obra y quienes se han negado a dialogar.

El jefe delegacional aseguró que la víspera se ofreció al grupo opositor la instalación de una comisión de supervisión de la obra, la cual acompañaría el avance y verificaría que su desarrollo fuera acorde con las demandas planteadas; sin embargo, ésta no fue aceptada y privilegiaron las agresiones.

El proyecto solicitado desde hace casi 10 años se elaboró para dar respuesta a una demanda de más de 20 años de los habitantes de dicho poblado, en especial quienes se han asentado en las partes altas, ya que la zona central aún se surte a partir del sistema de manantiales, insistió Luna Estrada.