Avanza incendio forestal en el norte de Arizona

Un incendio forestal que inició el pasado martes en las afueras de la comunidad turística de Sedona, en el norte de Arizona, ha arrasado ya más de dos mil hectáreas de pinos y matorrales, informaron las autoridades.

Funcionarios de la administración de control de incendios informaron este jueves que el fuego había ya quemado dos mil hectáreas con cero por ciento de contención, aunque expresaron su optimismo.

"A corto plazo, la esquina noreste, donde el fuego estaba empujando todo el día de ayer, está en jaque", dijo Tony Sciacca, el comandante de la selección nacional de la lucha contra incendios forestales, que tomó el control de la gestión del incendio la noche del miércoles.

Los bomberos se concentrarían este día en mantener el fuego en el lado oeste de la carretera estatal 89A para evitar que las llamas brinquen y amenacen a más de tres mil viviendas en las comunidades al oeste de la vía, incluyendo Kachina Village y Forest Highlands.

Hasta ahora el siniestro no ha dañado ninguna casa, pero el fuego ha llegado hasta algunos patios de los residentes, dijo Sciacca.

Más de tres mil residentes de las comunidades de Kachina Village y Forest Highlands, cerca de Flagstaff, fueron puestos en alerta para evacuar.

Los residentes fueron notificados la víspera que se les pedirá abandonar sus hogares si el incendio se aproxima a unos cinco kilómetros de sus vecindades.

Se cree que el incendio fue intencional la tarde del pasado martes. El fuego ha afectado el Cañón Oak Creek, una ruta escénica popular entre Sedona y Flagstaff.