Personal especializado del área de Mantenimiento de Ductos Sector Monterrey de Petróleos Mexicanos (Pemex) controló un derrame de hidrocarburo provocado por una toma clandestina instalada en el poliducto de 10 pulgadas Satélite-Monclova-Sabinas, en el municipio de Castaños, Coahuila.

La representación de la paraestatal en Monterrey indicó que como medida preventiva, de inmediato se cerraron las válvulas para cortar el flujo del hidrocarburo.

Dijo que técnicos especializados de Pemex realizaron los trabajos para la eliminación de los artefactos utilizados en la sustracción ilícita del combustible, la recuperación del producto y la reparación del ducto afectado.

El área jurídica de la paraestatal tomó conocimiento de los hechos y presentará la denuncia respectiva ante el Ministerio Público Federal, para efectuar las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades.

Pemex reiteró su llamado la ciudadanía, a fin de presentar denuncias anónimas de estos hechos ilegales, que no sólo atentan contra el medio ambiente sino también ponen en peligro a las comunidades, para lo cual tiene a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 01 800 22 89 6 60 y/o el 066.