Profesor Chiflado, un "negocio científico" para los niños

Si bien un modelo de negocio en el que realizar experimentos científicos para niños suena poco redituable, la iniciativa del Profesor Chiflado ha cambiado con éxito la visión de este tema en México.

Para la directora general de la firma de entretenimiento que ofrece eventos interactivos en educación, Graciela Rojas, la ciencia está de moda y aunque en un principio el proyecto fue una iniciativa difícil de emprender, hoy tiene un crecimiento a doble dígito y atiende a más de dos millones de niños al año.

En entrevista, explicó que la intención de la empresa, creada hace unos 10 años, es que los niños reconozcan que aprender es divertido y que "ese es un regalo para toda su vida (pues) contemplarán la ciencia como una opción de estudio".

Refirió que algunos de los jóvenes que hace años presenciaron la demostración científica que ofrece el Profesor Chiflado, hoy estudian una carrera afín o alguna ingeniería, lo cual -apuntó- es una excelente contribución a la sociedad.

Las funciones que ofrece esta empresa combina temas sociales, como la prevención de los incendios o la seguridad vial, con experimentos científicos que resultan divertidos para chicos y grandes, que genera un gran interés por parte de escuelas y empresas.

Graciela Rojas indicó que el espectáculo está a cargo de personal capacitado por un equipo de pedagogos y científicos que diseñan los experimentos dirigidos a los pequeños.

De acuerdo con un estudio realizado en 2012 por el Departamento de Educación de Estados Unidos, las personas son capaces de retener 10 por ciento en promedio de lo que leen, 20 por ciento de lo que escuchan, 30 por ciento de lo que ven y 90 por ciento de lo que experimentan.

De esta forma, el espectáculo del Profesor Chiflado integra el método científico, juegos y teatro interactivos al proceso vivencial y con ello se crean experiencias que logran un aprendizaje inolvidable gracias a la ciencia.

La emprendedora relató que la empresa surgió de un intento por traer al país una franquicia extranjera pero que fracasó porque el modelo de negocio y los guiones no se adaptaban al mercado mexicano.

"Si algo hemos aprendido en los últimos 10 años es a no creerte los fracasos y los éxitos. Son eventos que suceden y hay que seguir trabajando por los niños, pues estamos convencidos de que lo que se aprende riendo y jugando, nunca se olvida", puntualizó.

Recientemente, Graciela Rojas recibió el Premio Nacional al Emprendedor en la categoría Mujer Emprendedora, el cual reconoce a personas físicas y/o morales de nacionalidad mexicana, que son referentes nacionales por sus ideas, empresas y emprendimientos considerados valiosos, relevantes e innovadores.

"Nosotros creemos que los niños son como un científico innato que busca descubrir su mundo y sólo le estamos haciendo las preguntas correctas para que encuentre las respuestas a través de su propia experiencia", que incluso ni las nuevas tecnologías te pueden dar, concluyó.