El ímpetu para devorar el mayor número de puntos posibles perjudicó a Sergio Pérez en Montecarlo, donde tuvo que abandonar a menos de 10 vueltas; sin embargo, la situación dejó secuelas, y Fernando Alonso le reprochó su forma de conducir.

El bicampeón mundial le dejó un mensaje al volante McLaren al término del Gran Premio: "En Bahrein le salió bien esa agresividad, hoy no. Esperemos que aprenda la lección. Cuando normalmente luchas por ser 11 o 12 como Button o Pérez es fácil lanzarte".

Sergio había tenido duelos en la pista con Alonso durante la carrera, incluso uno estuvo bajo investigación, pero dejó al mexicano con la posición que había ganado, justo por delante del asturiano.

Alonso llegó séptimo, en una carrera muy difícil que lo mantuvo todo el tiempo alejado de los punteros, sobre todo de Sebastian Vettel, su rival directo y quien sí se subió al podio en el segundo puesto.

"No teníamos ritmo y no podíamos seguir a nuestros rivales desde el principio con normalidad. Eso ha sido la base de lo que ha pasado hoy (domingo), que éramos demasiado lentos.

"Luego ha habido otros factores que no nos han beneficiado como la salida del Safety Car, la agresividad de Pérez, en fin", manifestó.

Al final, Sergio tuvo que abandonar la carrera por problemas en los frenos, justo cuando peleaba por repetir su mejor resultado en McLaren, un sexto puesto, donde también vivió un intenso duelo con su compañero Jenson Button.