El ministro chileno de Salud, Jaime Mañalich, informó hoy que todos los profesores de una escuela del sur de este país serán vacunados contra la cepa W-135 de la meningitis tras la muerte de una docente por esa enfermedad.

Mañalich dijo a periodistas que unos 50 profesores y el personal administrativo de la Escuela Monseñor Francisco Valdés de Osorno, ciudad distante 800 kilómetros al sur de Santiago, serán vacunados a partir de este domingo para prevenir una nueva muerte.

Los niños que estaban bajo la tutela de la profesora también recibirán los medicamentos respectivos para evitar una propagación de la enfermedad.

Sin embargo, confirmó que una menor de ocho años, alumna de la profesora fallecida, se encuentra bajo sospecha de estar contagiada con la enfermedad ya que tuvo hasta el pasado 17 de mayo un "estrecho contacto" con la docente, de 60 años.

Detalló que la menor esta internada en el Hospital de Osorno con un cuadro infeccioso severo y se espera el resultado de los exámenes para saber si padece de meningitis W-135.

Mañalich apuntó que el caso de la muerte de la profesora, el pasado martes, resulta "preocupante" porque hasta el pasado 17 de mayo estuvo trabajando en forma muy estrecha con niños "y presentó los síntomas en forma muy rápida".

Recalcó que "queremos insistir que ésta no es una enfermedad corriente, no es una influenza, es una enfermedad extraordinaria. Una de cada cuatro personas que se infecta por este microbio fallece y las personas que sobreviven pueden quedar con secuelas graves".

De acuerdo con el Ministerio de Salud de Chile, el número de fallecidos a causa de la cepa W-135 de la meningitis llega este año en el país a cinco personas.