Tras haber concretado este año la fusión con Grupo Yoli y la compra de 51 por ciento de Coca-Cola Bottlers Philippines, Coca-Cola Femsa (KOF) aseguró que seguirá en busca de oportunidades para ganar mayor participación en el mercado mundial.

El director de la embotelladora para la División México y Centroamérica, Ernesto Silva Almaguer, comentó que en el "ADN de la compañía" está buscar siempre nuevas opciones de negocio, que contribuyan su crecimiento en el largo plazo.

"Coca-Cola Femsa tiene una estrategia de largo plazo, en donde vamos a seguir evaluando oportunidades que se presenten y queremos seguir manteniendo el dinamismo de los negocios", aseguró en entrevista con Notimex.

El directivo destacó que la compañía espera mantener en 2013 la tendencia positiva que ha registrado los últimos años en sus finanzas, además de robustecer sus ventas, a través de la ampliación de opciones para los consumidores.

De hecho, en el primer trimestre del año la firma con sede en Monterrey logró ingresos por 33 mil 561 millones de pesos, como resultado de crecimiento de ingresos en la división de México y Centroamérica.

Silva Almaguer sostuvo que su principal reto es satisfacer las necesidades de los consumidores y actuar en consecuencia para desarrollar esos productos, lo que se traduce en una ventaja competitiva y en el crecimiento de la empresa.

"Hoy somos la empresa con el mayor portafolio y mayores opciones de bebidas no alcohólicas para los consumidores, tés, cafés, refrescos, aguas, jugos, lácteos", afirmó.

Asimismo, comentó que luego de la incorporación de Santa Clara a sus productos están en un proceso de aprendizaje para capitalizar todas las oportunidades y hacer crecer ese negocio en los próximos años.

"En Santa Clara estamos trabajando en los cimientos, porque si queremos a largo plazo construir un edificio grande tenemos que tener cimientos sólidos. Estamos trabajando duro, con gente experta para entender la necesidad de los consumidores" insistió.

De acuerdo con la empresa Euromonitor, a pesar de tener un gran número de categorías, el mercado de refrescos en el país está relativamente concentrado en tres empresas: Coca-Cola de México, Danone de México y Pepsi-Cola Mexicana, las cuales representan 61 por ciento del volumen total de ventas.

Dichas compañías, explicó, se benefician de sus redes de distribución eficientes, sinergias de fabricación y de prácticas de negocio para gestionar de manera eficiente los productos en varias categorías.