El presidente de Francia, Francois Hollande, aseguró que no hay vínculos "en esta etapa" entre el ataque contra un soldado francés en un distrito de negocios fuera de París y el asesinato de un militar en Londres, el miércoles pasado.

El atacante huyó de la escena después de apuñalar al militar de 23 años de edad, Cedric Cordier la tarde del sábado en el distrito de La Defense, que los fines de semana se llena de compradores.

La oficina del fiscal local adelantó que los investigadores antiterroristas se ocuparán de la detención, reportó el canal de noticias France 24 News.

El soldado, que estaba armado y de uniforme, estaba patrullando una zona de la capital, como parte del sistema de vigilancia antiterrorista de Francia, que ordenó a las tropas desplegarse en los lugares turísticos, comerciales y de transporte de alto nivel de la capital.

Hollande comentó a la prensa, que le acompaña en un viaje a Etiopía, que "todavía no sabemos las circunstancias exactas de la agresión o la identidad del atacante, pero estamos estudiando todas las opciones".

"No creo que a estas alturas haya un enlace" entre el ataque de ayer, en París, y el de Londres, el pasado miércoles, afirmó Hollande.

Ese asalto se produjo tres días después que en un soldado britanico fue asesinado a machetazos cuando entraba en una calle de Londres por dos hombres armados con cuchillos y una cuchilla.

El ministro francés de Defensa Jean-Yves Le Drian visitó al herido en el hospital y más tarde dijo a los periodistas que había sido blanco de ataques porque era un soldado.