El euro ha funcionado y continúa siendo una moneda muy estable, además de que fue un factor de estabilización en el punto más álgido de la crisis financiera, afirmó el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

En una entrevista en el diario español ABC, destacó que la decisión de introducir la moneda europea fue la correcta y de no haberlo hecho, "estaríamos en gran medida dominados por el dólar, por el yen japonés y el yuan chino".

Sostuvo que "los mecanismos de seguridad que hemos implementado en Europa durante la crisis de deuda sólo están a disposición para miembros de la eurozona".

"El euro es una moneda europea fuerte, pero los procesos europeos son complejos, no siempre han sido comprendidos correctamente por el mercado financiero y los inversores internacionales", dijo.

Reveló que "por esta razón hemos tenido problemas y ahora estamos en camino de solucionarlos de la mejor manera".

Schäuble se pronunció a favor de la unión bancaria pero añadió que para Alemania es indispensable que la base legal para ello sea incuestionable.

"Hemos dicho que la unión bancaria, en su forma definitiva, solamente es posible a través de cambios limitados en los tratados de la Unión Europea (UE), pero también estamos preparados para hacer todo lo que sea posible bajo los actuales", aseveró.

Al referirse a la situación de España, el ministro alemán aseveró que ha logrado grandes avances para enfrentar la crisis económica bajo el gobierno del presidente Mariano Rajoy y va por buen camino.

Resaltó que España cuenta con una economía fuerte, ha reducido sus costos laborales, ha aumentado significativamente sus exportaciones y ha hecho un buen trabajo en la reestructuración de su sector bancario, después del juicio de la troika.

No obstante, recalcó que debe hacerse todo lo posible por reducir el desempleo, que en España es superior al 26 por ciento.

"Una situación como esa es inaceptable, pero para solucionarla hay que utilizar los instrumentos adecuados", anotó.