Aliviado Lahm por haber alzado el título de la Champions

Philipp Lahm, capitán del Bayern Munich, reconoció este sábado que el ganar la Liga de Campeones de Europa, luego de dos subcampeonatos, lo deja aliviado.

"Ha sido un alivio. Si uno pierde por tercera vez una final de la Liga de Campeones, no sabe si vuelve a tener la oportunidad de ganar la competición", confesó el central de los bávaros.

Esta tarde, el Munich derrotó en los últimos minutos, 2-1 al Borussia Dortmund en la final de la Champions League, celebrada en el estadio de Wembley, donde afrontaban su tercera final en los cuatro últimos años.

Y es que en la campaña 2009-10, el Bayern Munich perdió la "orejona" tras caer 0-2 en el Santiago Bernabéu ante el Inter de Milán, dos años después regresó a la final y esta vez sucumbió en la tanda de penales 3-4 (1-1), ante el Chelsea.

"Por eso la presión hoy fue enorme y eso se notó al comienzo del partido", aceptó el zaguero de 29 años, quien recordó que "si pretendemos ser una generación de oro, necesitamos títulos internacionales".

Su compañero, el español Javi Martínez por su parte, no pudo ocultar su felicidad y mencionó, "me he acordado de toda mi vida, de todos los momentos que he vivido en el futbol, desde que a los cinco años, empece a darle patadas al balón en Ayegui (Navarra, España)".

El mediocentro de 24 años, que en la final fue retrasado a defensa, confesó que no fue fácil anular al goleador del BVB, el polaco Robert Lewandowski, pero opina que hizo bien su tarea.

"Me he encontrado bien, Lewandowski es muy peligroso, sobre todo en los balones largos. Es muy fuerte en el juego aéreo. Me han dicho que eche una mano", concluyó.