Banamex modifica estimación de crecimiento a 3.0% para este año

Grupo Financiero Banamex modificó a la baja su estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México para este año, 3.3 a 3.0 por ciento, derivado de un menor dinamismo económico al esperado en el primer trimestre de 2014.

La Coordinación de Estudios Económicos y Sociales de la institución financiera expuso que el pronóstico de un repunte en el crecimiento económico durante el año se basa en especial en tres premisas.

Una demanda externa más fuerte, sobre todo en la manufactura de Estados Unidos, una política fiscal expansiva asociada con mayor deuda pública, y la estabilización y recuperación del segmento de construcción de viviendas, refiere

Sin embargo, subraya que en el primer trimestre estos factores tuvieron un desempeño más débil de lo anticipado a principios del año, ya que un clima adverso afectó el crecimiento económico de Estados Unidos.

Además, las cifras de producción industrial de marzo, principalmente las de construcción, no reflejaron aún un aumento significativo del gasto público, mientras que el reciente reporte también mostró un crecimiento más lento que la previsión de la producción manufacturera.

Por lo tanto, "estimamos que el crecimiento del PIB en el primer trimestre probablemente se ubicó en 2.1 por ciento, por debajo del 2.4 por ciento de nuestra previsión anterior, a pesar de que en marzo se vio favorecido por el efecto del calendario de la Semana Santa", señala en un análisis.

Sobre una base ajustada por el calendario y estacionalidad, estima que el PIB creció a una tasa trimestral anualizada de sólo 0.9 por ciento, sólo un poco más que el 0.7 por ciento del trimestre anterior.

Ahora también hay evidencia clara de una dinámica lenta de la producción industrial, mientras que el sector servicios registró una recuperación marginal en el primer trimestre.

No obstante, destaca que se espera todavía que la actividad económica se recupere durante el segundo trimestre, con un mayor dinamismo de la demanda externa y que el gasto público estimule la actividad interna.

De ahí, señala que se espera una aceleración significativa del PIB durante el segundo trimestre del año a una tasa trimestral anualizada de 6.5 por ciento, sobre una base desestacionalizada.

Reitera que la perspectiva de recuperación de la actividad económica para el segundo semestre de 2014 prácticamente no se ha modificado, esto es, la demanda externa, el gasto público y la construcción de viviendas ganarían impulso de manera gradual.