Fiscalía yucateca reporta muerte de torero tras ser corneado

El torero Luis Miguel Farfán Marín, de 24 años de edad, falleció este día a consecuencia de la grave lesión abdominal que sufrió al ser empitonado por un astado el pasado domingo en la localidad yucateca de Maní.

Así lo informó la Fiscalía General del Estado (FGE) en un comunicado, el espada murió desangrado ante la perforación de las vísceras causadas por el asta del animal que toreaba, durante la fiesta que se celebraba en Maní.

El hermano del hoy occiso, Carlos Farfán Marín, identificó el cuerpo y manifestó que junto con su consanguíneo toreaban, pero en un descuido Luis Miguel fue "cogido" por el animal, justo en el abdomen.

De acuerdo con la Fiscalía, el torero fue trasladado de manera inmediata al Hospital General Escuela "Agustín O'Horán", de Mérida, donde posteriormente perdió la vida.

El dictamen médico estableció que la causa de la muerte fue un choque hipovolémico secundario a perforación de vísceras toracoabdominales por cornada de toro.

La muerte de Luis Miguel Farfán se unió a la del forcado hidalguense Eduardo Alejandro del Villar, quien también fue corneado por un toro en una corrida en la localidad de Seybaplaya, en Campeche, donde la celebración de corridas es una práctica ancestral y que data de siglos.