Pide legislador de EUA intervenir en construcción de gasoducto

El congresista demócrata por Arizona, Raúl Grijalva, pidió al Departamento del Interior de Estados Unidos, intervenir en el proyecto de construcción de un gasoducto que transportaría gas por el desierto del sur de Arizona hacia México.

Grijalva envió una carta a la secretaria del Interior, Sally Jewell, para pedir que esa dependencia impugne los resultados de un informe emitido por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos sobre el uso de vías de acceso al Refugio Nacional de Vida Silvestre Buenos Aires, para la construcción del gasoducto.

En el informe, conocido como proyecto de determinación de la compatibilidad, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre evalúa y autoriza una propuesta de la compañía constructora Kinder Morgan para utilizar 18 kilómetros de caminos en la zona del refugio durante la construcción del gasoducto.

Grijalva cuestionó el por qué el Servicio de Pesca y Vida Silvestre dejaría a Kinder Morgan utilizar carreteras en el refugio después de que se negó a permitir que la empresa construyera el gasoducto a través del refugio en un corredor existente cerca de la carretera estatal 286.

"No solo estas carreteras se utilizarán para la construcción y el acceso de equipos pesados y camiones, estos caminos servirían como un acceso permanente para el mantenimiento y la reparación de la tubería", dijo Grijalva en la carta enviada este lunes.

"Esta es una decisión inexplicable y totalmente incompatible con su determinación anterior de la incapacidad de emplazamiento de la tubería a lo largo del corredor vial ya perturbado", indicó.

Kinder Morgan desea construir el gasoducto de 100 kilómetros de largo a través de un área al oeste del refugio, lo que ha provocado la oposición de los funcionarios del Condado de Pima y ganaderos de la zona.

Funcionarios y ganaderos del condado dicen que el oleoducto dañará tierras vírgenes y creara un nuevo corredor de contrabando.

El gasoducto de 91 centímetros de diámetro transportaría el gas desde la comunidad de Three Points, al suroeste de Tucson, hasta la frontera de Sasabe, en el estado mexicano de Sonora.

En ese punto, la obra se conectara con el gasoducto, que será construido en el lado mexicano por la firma energética Sempra para abastecer de gas a la Compañía Federal de Electricidad (CFE) de México.

Según el proyecto de determinación de la compatibilidad, Kinder Morgan plantea utilizar once diferentes caminos, por los cuales circularían una gran variedad de vehículos, que van desde camionetas y furgonetas de pasajeros y camiones de carga pesados.

Kinder Morgan ha propuesto un plan para mitigar cualquier daño a los hábitats de la zona, de acuerdo con el documento.

La compañía también ha desarrollado un "plan de control de polvo fugitivo" para hacer frente al aumento de la contaminación del aire en la zona.

El informe reconoce que podría haber un aumento en el número de colisiones entre los vehículos y la vida silvestre durante la construcción, que se espera se efectué entre julio y septiembre próximo, pero la afectación a las poblaciones de animales no puede ser medible.