Protesta michoacana ante el ICE por liberación de indocumentado

Un grupo de manifestantes encabezados por la indocumentada michoacana Cricelia Calderón protestó hoy frente a las oficinas de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para evitar la deportación de su novio Ricardo Lugardo.

"Queremos que lo liberen y le den un permiso de trabajo porque no podemos vivir con el temor y la preocupación de que lo puedan deportar en cualquier momento", dijo a Notimex la joven portando la pancarta con la leyenda: "ICE libera a Ricardo. No es un criminal".

Cricelia Calderón fue traída por sus padres sin papeles a los siete años de edad desde Michoacán al estado de Washington. Se graduó con una doble licenciatura en ciencias políticas y relaciones internacionales, así como una maestría en administración pública.

En enero del año pasado fue aceptada en el programa de acción diferida (DACA), con lo cual obtuvo una estadía temporal de dos años y permiso de trabajo. Fue contratada por el bufete jurídico de Gary M. Gilbert & Associates de la capital estadunidense.

"He vivido con la incertidumbre de la deportación durante 20 años, que en cualquier momento me separen de mi familia. Por eso lo que me gustaría es que lo dejaran salir y le dieran un permiso", refirió.

Su caso generó la solidaridad de un pequeño grupo de activistas que se sumaron para pedir a la administración Obama cumpla con su política de dar prioridad a la deportación de inmigrantes criminales, fugitivos o de reciente ingreso al país, y no por delitos menores.

Ricardo Lugardo, de 30 años y residente del estado de Maryland, fue arrestado el año antepasado por conducir un vehículo en exceso de velocidad. De acuerdo con el reporte policial, se rehusó a someterse a la prueba de alcohol.

Aunque cumplió un año en libertad condicional, fue detenido por ICE con fines de deportación, lo que su novia atribuye al programa "Comunidades Seguras" que permite a la policía local reportar a indocumentados a las autoridades migratorias.

"Si el ICE señala que ellos dicen no están deportando a quienes no son criminales, entonces no deben deportar a Ricardo", señaló Cricelia Calderón.

Su protesta frente a las oficinas centrales del ICE tuvo lugar luego que las autoridades migratorias de la ciudad de Baltimore rechazaron su solicitud de que la fiscalía ejerza "discreción migratoria" y suspenda temporalmente su deportación.

"Queremos que el ICE sepa que hay mucho apoyo para Ricardo y que no sólo pueden deportarlo como si nadie lo sepa o no le importa a nadie", señaló la joven.

Dijo que tuvieron contacto con una colaboradora del ICE quien se ofreció a asegurarse que el caso sea puesto a la atención de la oficina que revisa las solicitudes de discreción de la fiscalía, pero hasta el momento no existe una respuesta oficial.

"El presidente Barack Obama tiene la posibilidad de hacer algo más. Extender el programa de acción diferida a nuestros padres o a personas como ni novio. Sí puede hacer eso", indicó.

La joven mexicana sostuvo que se mantendrán pendientes de la situación de su novio toda vez que puede ser deportado en cualquier día de la semana y el ICE no está obligado a dar una respuesta a su solicitud de permanencia.