Aumentan a más de 162 mil los muertos por el conflicto en Siria

Más de 162 mil personas han muerto en Siria, entre ellas casi 54 mil civiles, desde que comenzó el conflicto a mediados de marzo de 2011, según un nuevo balance divulgado hoy por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Entre las 162 mil 402 víctimas mortales, 53 mil 978 eran civiles, incluidos ocho mil 607 niños y cinco mil 586 mujeres, precisó el OSDH, con sede en Londres pero que cuenta con una amplia red de activistas y de fuentes médicas y militares en el terreno.

Además 42 mil 701 combatientes de la oposición armada perdieron la vida, entre ellos más de 13 mil 500 yihadistas del Frente al Nusra y del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL), éste último con vínculos con Al Qaeda.

Asimismo, 61 mil 170 miembros de las fuerzas del régimen sirio fallecieron, entre ellos 37 mil 685 soldados y 23 mil 485 milicianos.

También 438 combatientes del movimiento chiíta libanés Hezbolá, según el OSDH, que también reporta la muerte de dos mil 891 personas de las que se desconoce su identidad.

El OSDH aclaró que sus cifras no incluyen unas 18 mil personas que han sido detenidas por las autoridades y cuyo destino se desconoce, así como miles que están desaparecidas después de ataques de las fuerzas de seguridad.

El conflicto en Siria comenzó el 15 de marzo de 2011 con una revuelta popular pacífica contra el régimen del presidente, Bashar al-Assad, que se fue militarizando en respuesta a la brutal represión hasta convertirse en una guerra civil.

Los esfuerzos internacionales para terminar con más de tres años de guerra han fracasado, incluso el mediador internacional, Lakhdar Brahimi, anunció la semana pasada su renuncia ante la falta de progresos en las negociaciones para hallar una solución política.

Este lunes, el ministro de Defensa de la oposición siria, Assad Mustafa, renunció debido a diferencias con el presidente de la coalición, Ahmed Yarba, quien se resiste a asignar financiación para luchar contra los grupos yihadistas y las fuerzas del régimen sirio.

Sin embargo, fuentes de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria (CNFROS) aseguraron que Mustafa buscaba ocupar el puesto de primer ministro del gabinete opositor, pero que Yarba rechazó su candidatura por la mala gestión como titular de Defensa.

"No ha hecho nada. Hemos perdido a Siria, la hemos dejado en manos de los extremistas y del régimen de al-Assad", explicaron.

Al-Assad, quien poco a poco ha recuperado el control en el centro del país, probablemente será reelegido en las próximas elecciones presidenciales del 3 de junio, que la oposición las ha calificado como una farsa.