Activan operativo para resguardar procesión tradicional en Tlaxcala

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) implementó desde temprana hora un operativo para resguardar a los cientos de feligreses de Puebla u Tlaxcala que participan en la procesión "La Bajada de la Virgen de Ocotlán".

Esta celebración, cuyos orígenes datan del siglo XVIII, se realiza este lunes en el Centro Histórico de esta capital, y provocó durante la mañana algunos problemas viales en la periferia de la ciudad.

El operativo, que incluye personal de vialidad y seguridad de la Policía Estatal busca aminorar los problemas viales en sitios como la Central Camionera, Mercado Municipal Emilio Sánchez Piedras y en la Plaza de la Constitución.

Para ello, personal de vialidad de la SSPE realiza cortes a la circulación en las avenidas Juárez e Independencia, así como en las calles Miguel de Lardizábal y Uribe y Porfirio Díaz.

La procesión inició durante la madrugada cuando la imagen de la Virgen de Ocotlán fue bajada de su nicho en la Basílica que lleva su nombre y llevada a recorrer diversos puntos de la ciudad en medio de rezos y cánticos.

Al respecto, Ranulfo Rojas Bretón, enlace interinstitucional de la Diócesis de Tlaxcala, dijo a Notimex que esta celebración religiosa es una de las más importantes de la región Puebla-Tlaxcala.

Rojas Bretón enfatizó que "es una ceremonia de mucha tradición a la que acuden feligreses de Puebla, principalmente de la Sierra Norte, y de la parte de Cholula, y San Martín Texmelucan", así como de diversos municipios de Tlaxcala.