Critican "doble discurso" del gobierno venezolano sobre diálogo

La forma como el gobierno venezolano pide a los opositores dialogar mientras reprime y persigue a la disidencia es una forma de doble discurso que propicia la protesta, criticó hoy la diputada opositora Vestalia Sampedro.

"El gobierno mantiene un doble discurso constante y habla de querer dialogar para resolver los problemas del país, mientras por otra parte crea un clima de represión, un clima que no es el más apropiado", explicó Sampedro en diálogo con Notimex.

Sampedro, legisladora por el central estado Carabobo, sostuvo que, más allá de la represión y la persecución de las últimas semanas, que además el gobierno del presidente Nicolás Maduro incentiva la protesta con su mala gestión en materia económica.

"El gobierno lejos de contribuir, incentiva el hecho de que la protesta esté presente. Las necesidades que tenemos están cada día más insatisfechas, la inflación (interanual) que tenemos es de 61 por ciento y la escasez ronda el 30 por ciento", precisó.

La diputada se pronunció, mientras tres cancilleres de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) intentan reflotar el diálogo "por la paz", tras la decisión opositora de suspender su participación debido a la "falta de avances" por parte del gobierno.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tomó esta decisión luego de que el gobierno dispersara el martes pasado una manifestación estudiantil y detuviera a más de 100 manifestantes pese a que la marcha mantuvo un carácter pacífico.

Sampedro, que forma parte de los opositores que se han negado a dialogar con el gobierno ya que consideran que "el diálogo es una burla del presidente no sólo a la oposición sino a todos los venezolanos".

La diputada estimó que la MUD cometió un error al aceptar dialogar sin solicitar condiciones previas, lo que permitió al gobierno legitimarse ante la comunidad internacional sin rectificar sus políticas.

"Hubiese deseado que ese diálogo se hubiese propiciado sobre unas bases, no sentarse y darle un aliento al gobierno ante la comunidad internacional", abundó Sampedro al explicar las razones de su negativa a dialogar con el gobierno.

La diputada lamentó que "sin ninguna condición", la MUD se haya sentado a dialogar porque "los resultados se están viendo porque el gobierno no cede", lo que contribuye a que las manifestaciones se mantengan.

"El problema lo está generando el gobierno con sus malas políticas y la incidencia en la población, entonces es el gobierno el genera un clima político que más bien contribuye a que nosotros los venezolanos manifestemos nuestro descontento", concluyó Sampedro.