Asegura ex editora del NYT que encabezar diario fue un honor

Jill Abramson, ex editora ejecutiva de diario The New York Times, aseguró hoy que encabezar la sala de redacción fue "el honor de su vida", durante un discurso de graduación que ofreció en la Universidad de Wake Forest.

El discurso de Abramson, seguido de cerca por los medios de comunicación, luego de amplias especulaciones sobre los motivos reales de su despido del Times, ofreció nulas pistas sobre lo que ella pensaba sobre la decisión de la administración del diario.

Abramson, sin embargo, hizo varias referencias al incidente, anunciado la semana pasada. "Hablo a cualquier que haya sido despedido. Conocen el dolor de la pérdida", afirmó.

Expresó además que tal como había expresado su propio padre, en momentos de rechazo es cuando "tienes que mostrar de lo que estás hecho".

La ex editora afirmó asimismo que "no había ninguna oportunidad" de que ella se hiciera remover el tatuaje con la "T" grabado en la misma fuente que emplea el diario en su cabezal.

En el discurso, aseguró que no sabía que le deparaba el futuro, lo que la tenía "asustada pero también emocionada", lo que la ponía en la misma posición que los graduados universitarios.

El despido de Abramson generó una serie de rumores sobre la discriminación de género que aún existe en los medios de comunicación y referentes a que ella ganó menos que los editores que la precedieron.

El principal accionista del diario Arthur Sulzberger ha negado tales rumores, y aseveró que Abramson ganaba incluso más dinero que sus predecesores y que su despido obedeció a su estilo de dirigir la sala de redacción.