Acusa EUA a 'hackers' militares chinos de robar secretos comerciales

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó hoy en una corte federal de Pensilvania a cinco militares chinos de 'hackear' las computadoras de seis importantes empresas estadunidense, el objetivo fue robar secretos comerciales.

"El abanico de secreto comerciales y otra sensible información robada en este caso es significativa y demanda una agresiva respuesta" dijo el procurador general, Eric Holder, al anunciar los cargos contra estos militares.

Los cargos contra estos miembros de la unidad 61398 del Ejército de Liberación Popular de China representan el primer caso criminal contra actores estatales por infiltrar empresas estadunidenses utilizando redes de cómputo, de acuerdo con Holder.

Las empresas afectadas son: Westinghouse Electric, Alcoa (la tercera productora de aluminio del mundo), Allegheny Technologies Incorporated, U.S. Steel, the United Steelworkers Union y SolarWorld.

Los cargos alegan que estos militares mantuvieron "accesos no autorizados" a las computadores de las empresas para robar información de éstas para beneficiar a sus competidores en China, incluyendo empresas propiedad del estado.

Holder dijo que en algunos casos el robo de información respondió a tiempos específicos para favorecer a empresas chinas, y en otros para favorecer a estas en casos de litigación legal con sus competidores estadunidenses.

"Estos presuntos 'hackeos' parecen haber sido conducidos por la simple razón de dar ventaja a empresas estatales y otras en China, a expensar de los negocios en Estados Unidos. Este es una táctica que nuestro gobierno denuncia categóricamente", dijo.

Los acusados fueron identificados como Wang Dong, Sun Kailiang, Wen Xinyu, Huang Zhenyu y Gu Chunhui, cuyas fotografías fueron difundidas por el Departamento de Justicia durante la conferencia de prensa donde se anunciaron los cargos.