El objetivo del Pacto por la Ciudad de México es beneficiar a los capitalinos mediante la construcción de políticas públicas, en donde participen partidos políticos, autoridades locales y la Asamblea Legislativa, señaló el diputado Manuel Granados Covarrubias.

El presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) dijo que en una primera reunión celebrada el jueves pasado se empezaron a delinear los temas de una agenda de políticas públicas para la capital.

Aclaró que no existe un tema de compromiso como en el Pacto por México, pero sí una alianza temática con una mesa oficial permanente, de análisis, discusión e intercambio de ideas entre el gobierno, dirigentes políticos y coordinadores de los grupos legislativos.

Además, dijo que en la ALDF se avanza en el análisis del tema de las drogas, revisando los esquemas de permisibilidad y la implantación de la corte de drogas en la ciudad de México, pero ante todo existe un análisis serio con especialistas, en relación al convenio firmado con Naciones Unidas, sobre todo en el área de atención.

Al respecto, dijo que este tema tiene que analizarse desde el punto de vista terapéutico, porque primero se tiene que tener clara la atención de los consumidores.

Otro aspecto, agregó, es el involucramiento del núcleo familiar en la atención y por último el punto de vista punitivo con el fortalecimiento de las penas a productores y distribuidores, todo bajo una coordinación y atención de una política pública del gobierno capitalino.

Insistió en que este primer paso debe iniciarse con el análisis de especialistas, foros amplios donde estén involucrados los sociólogos, psicólogos, jurídicos y todos los actores que influyen en la toma de decisiones.

Uno más, prosiguió, será conocer las experiencias de especialistas internacionales y conocer experiencias de otros países.

Aseguró que mucho de lo que se ha dicho sobre la autorización del consumo de drogas blandas no necesariamente implica disminuir su consumo, por ello insistió que lo más importante es la no criminalización y el tratamiento terapéutico.

Recordó que los congresos y los gobiernos locales ya tienen facultad para atender el narcomenudeo, y dio como ejemplo que la Procuraduría capitalina cuente con una agencia especializada en el tema, por lo que la Ciudad de México ya se encuentra lista y preparada para la atención de estos asuntos.