Cruz Azul cerró hoy preparación en sus instalaciones de La Noria, en Xochimilco, con la mira puesta en el partido de "vuelta" de la final del Torneo Clausura 2013, de la Liga MX, a disputarse mañana a partir de las 20:00 horas, en el estadio Azteca.

La Máquina se encerró ahora en su Casa Club, para definir los puntos finos de su táctica, para afrontar el capítulo decisivo en la lucha por el título del certamen de Liga Mx, donde buscará un triunfo o empate, para aprovechar su ventaja de la "ida" y así conquistar el noveno campeonato de su historia y cortar la racha de derrotas en finales.

Con el delantero Hugo Mariano Pavone, todavía en observación, según reportó el club en su página de internet, sigue en mejoría, pero no se ha definido si jugará de inicio o de relevo, según se presente el desarrollo del partido en el Coloso de Santa Ursula.

"Los jugadores realizaron una sesión física y también hicieron ensayos futbolísticos con toque de balón y culminaron con futbol a media cancha, en donde participaron todos los jugadores del plantel", indicó el club, en un comunicado en su portal oficial.

Los celestes habrían ensayado penas máximas, por si acaso fuera necesario llegar a esas instancias mañana para quedar campeones, pues en días previos, no lo habían hecho, según revelaron los propios Javier "Chuletita" Orozco y el argentino Christian "Chaco" Giménez.